Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrera critica que se haga política social sin aumentar los impuestos

El diputado de ICV denuncia las rebajas fiscales

No se puede avanzar en políticas sociales y, al tiempo, prometer menos presión fiscal. Esta fue la tesis sostenida por el diputado de ICV-EUiA Joan Herrera en el foro que la Fundació Pere Tarrés y Aula EL PAÍS celebran periódicamente para debatir las políticas sociales. Herrera denunció que en una legislatura que ha hecho claros avances sociales (Ley de la Dependencia, por ejemplo), las reformas fiscales supongan una caída de 7.000 millones de euros en ingresos.

"Las rebajas fiscales acostumbran a plantearse cuando la economía no crece, como incentivo, pero en España se han aplicado en un periodo de crecimiento", señaló. Esta menor presión fiscal comporta un retroceso en la cohesión social, dificultad para aplicar las leyes y un alejamiento de las políticas de la Unión Europea de los 15. "Se ofrecen deducciones a la vivienda sin diferenciar precios y salarios y no se hace una reforma fiscal que incentive el desarrollo sostenible. No se puede lucir un superávit de 3.000 millones de euros y, al mismo tiempo, distanciarnos de la convergencia social con Europa. En la UE de los 15, se destinan siete euros por habitante a gasto social. En España, 3,9 euros". Herrera manifestó su perplejidad porque no haya habido una respuesta contundente a la promesa del presidente del PP, Mariano Rajoy, de una rebaja de impuestos que supone una merma en los ingresos públicos de 25.000 millones.

El diputado ecosocialista criticó que el ministro de Economía se muestre orgulloso de no haber aumentado el gasto social y que se destine más dotación al cheque indiscriminado por maternidad que a la Ley de Dependencia. "Si hemos de ser europeos, tenemos que recaudar como Europa y dejar de presumir de superávit". Herrera advirtió de que nuestro crecimiento se sustenta en la emigración y si no se aumenta la atención social pueden originarse conflictos.

En el debate se plantearon alternativas como no recaudar más pero emplear el dinero público con más eficacia. Una asistente advirtió que Europa está rebajando la imposición sobre capitales para evitar la fuga de empresas a países menos exigentes fiscalmente. Herrera respondió que se trata de subir la fiscalidad sobre las rentas del capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de diciembre de 2007