Los precios suben el 3% en Alemania por la energía y la leche

Dos noticias de signo contrario llamaron la atención ayer sobre Alemania: el índice de precios alcanzó en noviembre el 3%, la mayor subida desde hace 13 años y la confianza de los empresarios en la economía mejoró, a pesar de las escandalosas subidas de la cotización del euro y del precio del petróleo.

La estimación provisional del índice de precios sobre la base de seis Estados federados sorprendió ayer en Alemania. Electricidad, gasolina y leche han experimentado enormes subidas que contribuyeron al alza del 3% en el índice de precios.

Y contra todos los pronósticos, que apuntaban a una caída, se registró en la encuesta entre los empresarios una ligera mejoría de un 0,3% hasta el 104,2 en el índice IFO. Se trata de la primera mejoría después de seis meses de bajadas. Esto significa que ni la crisis financiera ni la elevada cotización del euro respecto al dólar, que es un veneno para las exportaciones alemanas, ni el escandaloso precio del petróleo, hacen una mella excesiva en el empresariado alemán.

Más información
La inflación se dispara al 4%, según Caixa Catalunya

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS