Chávez congela relaciones con España "hasta que el Rey no se disculpe"

El presidente de Venezuela había anunciado la misma medida sobre Colombia

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció ayer que congela las relaciones con España hasta que el Rey no le pida disculpas por haberle mandado callar en la última Cumbre de Iberoamérica, celebrada en Santiago de Chile el pasado 10 de noviembre.

Chávez efectuó estas declaraciones durante la inauguración de un proyecto de desarrollo agrario cerca de la ciudad de Maracaibo, en el oeste de Venezuela, tras anunciar que suspendía las relaciones con Colombia. "Es como el caso de España, pues. Hasta que el Rey de España no se disculpe, yo congelo las relaciones con España, porque aquí hay dignidad... dignidad", afirmó.

Más información

Segundos antes se había referido a Colombia y a la decisión del presidente colombiano, Álvaro Uribe, de dar por terminada las labores de mediación de Chávez entre la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno colombiano. "Declaro al mundo que las relaciones con Colombia las meto en un congelador porque no creo en nadie en el Gobierno de Colombia. Lo que el presidente de Colombia hizo es lanzar un escupitajo brutal en nuestro rostro. Ha emitido un comunicado cargado de mentiras y eso es grave", afirmó Chávez. "¡Qué triste que haya un presidente mentiroso y que no de la cara! Colombia merece otro presidente". Y añadió: "Lo que he dicho es muy grave. Lo sé, pero tenía que decirlo".

Espera prudente

Fuentes empresariales españolas destacadas en Venezuela auguraron que, de momento, la postura de España será la de esperar de forma prudente. "No hay parámetros diplomáticos para medir hasta dónde quiere llegar Chávez con eso de congelar las relaciones. Y menos en un contexto electoral como éste, donde no se puede olvidar que el próximo domingo se celebra un referéndum sobre la reforma de la Constitución", indicaron las citadas fuentes.

Desde el incidente de la Cumbre de Santiago de Chile en la que Chávez interrumpió a Zapatero en varias ocasiones para tachar al ex presidente José María Aznar de fascista y el rey Juan Carlos le dijo que por qué no se callaba, el Gobierno español ha tratado de templar el ambiente diplomático. Pero Chávez no ha cesado de criticar la actitud del Rey e incluso la de Zapatero por defender a Aznar.

Hace dos semanas, Chávez declaró que iba a "poner el ojo" sobre las empresas españolas. Y el pasado jueves insistió en que el Rey debería pedirle perdón. "¿A quién se le ocurre mandar a callar a un jefe de Estado", señaló. " tiene la obligación moral, humana y política de ofrecer sus excusas", declaró. Varios dirigentes de la oposición sostienen que Chávez pretende aprovechar el incidente con el Rey para conseguir más votos.

Ayer, tras inaugurar el proyecto en el que efectuó las declaraciones sobre España y Colombia, el presidente de Venezuela acudió a un mitin en el estadio José Encarnación Pachencho Romero, de Maracaibo. Vestido con su clásica camisa roja y rodeado de miles de seguidores vestidos con camisetas y gorras rojas, Chávez pidió al público que hiciera una "ola bolivariana", cantó, como en casi todos sus mítines, y volvió a reclamar el voto por el ante el referéndum del próximo domingo. Pero evitó referirse a España durante el acto electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50