Reportaje:

Cinco reglas de oro para cuidar el corazón

Teniendo en cuenta que los problemas cardiovasculares son la principal causa de muerte y discapacidad entre las mujeres occidentales, cuidar del corazón debería convertirse en una prioridad. Además, cada vez aparecen más estudios científicos que cuantifican cuáles son los beneficios de seguir una dieta sana y tener bajo control los factores de riesgo cardiovasculares.

Un reciente estudio realizado por el Instituto Karolinksa de Estocolmo (Suecia) apunta que si una mujer sigue las siguientes pautas dietéticas y de estilo de vida puede llegar a reducir hasta el 92% las posibilidades de sufrir un ataque al corazón. Éstos son los cinco hábitos cardiosaludables:

1. Comer verdura, fruta, pescado, productos integrales y legumbres.

Los resultados del estudio inducen a mantener el ejercicio físico aun cuando no consiga reducir el peso

2. Beber alcohol con moderación.

3. Controlar la medida de la cintura e intentar que ésta sea más estrecha que las caderas.

4. Caminar o ir en bicicleta a diario durante unos cuarenta minutos y además realizar una hora más de ejercicio a la semana.

5. No fumar.

El estudio, dirigido por Agneta Akesson y publicado en Archives of Internal Medicine, analizó los hábitos alimenticios y de estilo de vida de 24.500 mujeres posmenopáusicas. Las mujeres que siguieron las cinco pautas anteriores tuvieron un 92% menos de posibilidades de sufrir un ataque al corazón, pero los autores señalan que, lamentablemente, sólo el 5% de las mujeres reunía los requisitos para pertenecer a este grupo.

Una condición importante es que no hay que desistir, según recalcan los investigadores, ya que cada uno de los hábitos contribuye a la reducción del riesgo cardiovascular. Así, por ejemplo, aquellas mujeres que comían de manera sana y bebían una cantidad moderada de alcohol tuvieron un 57% menos de posibilidades de sufrir un ataque cardiaco.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS