Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes elogia la solidaridad de Cataluña pero no publicará las balanzas fiscales

El ministro cree que el empresario catalán ha sido "ejemplo" de ambición

El Gobierno central no tiene intención de hacer públicas las balanzas fiscales para desvelar lo que aportan y lo que perciben las distintas comunidades autónomas, pese a las promesas del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y a la resolución del Congreso que lo ha pedido, y con apoyo del PSOE.

"Me resisto a que exista una balanza fiscal oficial. Tiene sus problemas, plantearía confrontaciones de otro tipo", confesó ayer en Barcelona el vicepresidente económico, Pedro Solbes, en alusión a las fricciones comparativas entre autonomías. Pese a ello, Solbes hizo profesión de fe sobre la "solidaridad" que Cataluña ha mostrado "claramente" con el resto de España y su necesidad de más recursos.

Solbes se escudó en las diferentes metodologías que pueden aplicarse para medir las balanzas fiscales, según el Instituto de Estudios Fiscales.

"¿Que Cataluña tiene un problema de financiación autonómica y de inversión? Sin duda alguna", subrayó el ministro ante un auditorio de empresarios reunidos en el Círculo Financiero de La Caixa, donde pronunció una conferencia sobre la situación de la economía. A este respecto, el ministro lanzó un mensaje similar al que viene formulando el consejero catalán de Economía, Antoni Castells: la reforma del actual sistema de financiación será "el tema más complejo" de la próxima legislatura.

El vicepresidente aseguró que España ha aprovechado la bonanza económica de los últimos años para estar en situación de afrontar la desaceleración "mejor que otros". El tono optimista se extendió a la actitud "proactiva y ambiciosa" del tejido empresarial ante el reto de la globalización, del que "Cataluña es un ejemplo", en pleno debate sobre la advertencia del Círculo de Economía a los empresarios catalanes de que deben arriesgar, innovar, aliarse e internacionalizarse para adaptarse a la economía global.

El consejero catalán de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, pidió ayer a este respecto a "los motores económicos de Cataluña" -en alusión a La Caixa y a las empresas de servicios que operan en sectores regulados, como son sus participadas- que hagan de "catalizadores" para recuperar "los retrasos que arrastramos".

Huguet pide fusiones

Tras presentar la Semana de la Internacionalización, Huguet admitió que Cataluña ha superado con un "notable" la primera asignatura de la apertura al exterior (las exportaciones se han multiplicado por siete desde 1990), pero añadió que ahora toca afrontar la implantación en el extranjero. Y si no se tiene tamaño suficiente para este reto, reclamó que las empresas cooperen más e incluso "se fusionen, al menos fuera".

El futuro industrial de Cataluña, añadió, pasa por la "multilocalización, en la que las empresas mantengan el cerebro, el conocimiento, en Cataluña". El consejero dijo que los documentos del Círculo y de Fomento del Trabajo reclamando más inversiones son "complementarios".

Cataluña se abre

- El número de empresas catalanas que exportan se ha multiplicado por cinco desde 1990: han pasado de 5.000 a 26.500.

- 12.000 de las empresas exportadoras venden fuera regularmente. El objetivo: llegar a 15.000.

- El volumen de exportaciones de la empresa catalana ha pasado de 6.597 a 47.129 millones de euros.

- En este tiempo, la cifra de multinacionales catalanas ha pasado de 164 a 300.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de noviembre de 2007

Más información