Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Guardamar no se excava si no se protege

El Ayuntamiento insta a todas las Administraciones a consolidarlos yacimientos fenicio y árabe

Guardamar atesora bajo sus dunas dos tesoros que quiere preservar. Dos yacimientos arqueológicos, junto a la desembocadura del río Segura, muy preciados para los arqueólogos por su excelente estado de conservación, ya que al estar protegidos por la arena el paso del tiempo no les ha afectado. El primero es una Rábita Califal, conjunto religioso de época islámica de los siglos X y XI, y el segundo el yacimiento de la Fonteta, un complejo urbano de época colonial fenicia datado entre los siglos VII al VI a. de C., que es "uno de los mejor conservados del mundo occidental", según un informe de Antonio García, responsable del servicio de patrimonio cultural del Ayuntamiento. Estos yacimientos, objeto de deseo de estudio por varios arqueólogos, aguardan ser excavados, pero el Ayuntamiento ha rechazado en los últimos cinco años cualquier propuesta "que no venga acompañada de un proyecto de consolidación", asegura la alcaldesa, Marylène Albentosa, que admite que se han sentido más bien solos, porque el resto de Administraciones han dado la callada por respuesta a sus propuestas de conservar estos yacimientos.

El British Museum muestra su interés por excavar en la población

Sin embargo, ahora, de manera sorprendente, y sin consultar con el Ayuntamiento, la Diputación de Alicante anunció que el British Museum ha mostrado "interés" por excavar allí. "Pero el proyecto debe implicar a todas las Administraciones y garantizar su conservación", explica la primera edil. El director gerente del MARQ, José Alberto Cortés, visitó el yacimiento con el conservador del museo británico, Jonathan Tubb, que mostró su interés por excavar. "Este especialista internacional, que ahora está excavando en Siria otro yacimiento fenicio, se mostró maravillado", reconoce Cortés, que recuerda que no se habló de ningún yacimiento en concreto. Pero el interés de la Diputación contrasta con la pasividad de la Consejería de Cultura, que ni siquiera ha respondido al informe técnico y a la propuesta que el Ayuntamiento remitió en 2004 en la que se planteaba que "se adopten las medidas oportunas para evitar el deterioro y la destrucción" de los yacimientos. El informe solicitaba un proyecto integral: en la Rábita, acondicionar el conjunto religioso islámico para que sea visitable y en el yacimiento fenicio, dado su precario estado de conservación, realizar antes un proyecto de consolidación y restauración. "Se necesita la colaboración de todas las Administraciones", explica la alcaldesa socialista. Para el director gerente del MARQ, la legislación es "muy clara, el patrimonio de los valencianos es de todos y es la Generalitat, a través de la Dirección General de Patrimonio, la que debe autorizar nuevas excavaciones y concretar su futuro".

Guardamar es idónea para estudiar a los fenicios como colonizadores y comerciantes, puesto que en esta localidad se halla uno de los yacimientos fenicios más importantes del Mediterráneo: la ciudad portuaria de La Fonteta, descubierta en 1985. Situada en la desembocadura del río Segura, la ciudad data de los siglos VIII al VI a. C.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 2007