Puigcercós propone iniciar la redacción de la ley electoral

El tripartito renueva su alianza para el Senado

La elaboración de una ley electoral, uno de los guadianas del debate político catalán, reapareció ayer de nuevo, de la mano del consejero de Gobernación, Joan Puigcercós. En sendas reuniones con dirigentes de los grupos parlamentarios de CiU y del PSC, Puigcercós propuso ayer que a mediados de diciembre se cree una ponencia conjunta del Parlament para redactar, por fin, un proyecto de ley electoral catalana que debía haberse aprobado en la primera legislatura autonómica. Es decir, entre 1980 y 1984.

Puigcercós comparecerá en el Parlament el 11 de diciembre para presentar oficialmente en comisión el informe para una ley electoral elaborado por una comisión de expertos. Este informe fue dado a conocer a principios del verano y fue acogido con división de opiniones por los partidos.

Una de las novedades introducidas por la reforma del Estatuto de Autonomía es que para aprobar la ley electoral catalana se requerirá una mayoría de dos tercios del Parlament. Esto significa que, en la práctica, es imprescindible un acuerdo entre los grupos del PSC y de CiU, por lo menos.

La principal dificultad para alcanzar el necesario consenso sobre la ley electoral reside en que el actual sistema transitorio, vigente desde 1980, otorga una prima de voto a las provincias de Lleida y Girona, donde CiU, y en menor medida también ERC, obtienen tradicionalmente sus mejores resultados. Y, en consecuencia, se niegan a aceptar cualquier sistema que les haga perder esta ventaja relativa.

Por otra parte, el secretario de organización del PSC, José Zaragoza; el vicesecretario general de ERC, Xavier Vendrell; el secretario general de Iniciativa Verds, Jordi Guillot, y el responsable de acción política de Esquerra Unida i Alternativa, Joan Josep Nuet, presentaron ayer conjuntamente en el Parlament ante los periodistas el acuerdo de renovación de la candidatura de los tres partidos para el Senado, la Entesa Catalana de Progrés, firmado por vez primera en 2000.

Los tres partidos destacaron que la Entesa es un acuerdo de "carácter estratégico" al que no afectan "escaramuzas" como la división de voto en el Parlament en asunto como la petición de cese de la ministra de Fomento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50