Zaldibia propone soterrar la línea telefónica tras un nuevo intento de robo

El nuevo intento de robo de cable telefónico en Zaldibia, el tercero en menos de una semana y que volvió a dejar sin línea a los 1.500 habitantes de este municipio, llevó ayer al alcalde, Patxi Aierbe, de Aralar, a solicitar el soterramiento de la línea telefónica o su sustitución por fibra óptica subterránea para evitar que se repitan estos hechos.

Pese a que patrullas de la Ertzaintza vigilan la zona para evitar los hurtos, un grupo de ladrones lograron cortar el cable del tendido sobre las 2.20 de la madrugada del lunes. La presencia policial obligó a que abandonaran el lugar sin llevarse el cobre. Telefónica logró ayer restablecer parte de las líneas, mientras varios operarios trabajaban en la zona para reparar totalmente la avería.

Tras este intento de robo, Aierbe propuso "soterrar la fibra óptica y pasar la información telefónica a través de esas líneas". Además, pidió la "colaboración y participación" de la Diputación guipuzcoana para "analizar las alternativas posibles".

Antes de este suceso, en Zaldibia se han registrado hasta la fecha otros tres robos de cable teléfonico, supuestamente por parte de grupos organizados de rumanos, según el Departamento de Interior. El primero se produjo el pasado 1 de octubre, que dejó sin teléfono a unos 200 vecinos. El pasado 3 de noviembre fueron robados 2.200 metros del tendido, que afectaron a todo el municipio y a 140 vecinos de Gainza. La Ertzaintza logró detener a dos de los autores, pero al día siguiente fueron puestos en libertad por el juez. El pasado sábado, los ladrones consiguieron llevarse el cable que acababa de reponer Telefónica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción