Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy promete un órgano que garantice la unidad de mercado entre autonomías

El presidente del PP, Mariano Rajoy, desembarcó ayer en Terrassa para explicar al empresariado catalán cuál será su programa económico si gana las próximas elecciones generales y anunció su intención de crear un "consejo" formado por el Estado y las comunidades autónomas para garantizar la "unidad de mercado" en España, en un momento en que cada comunidad autónoma aplica su propia política fiscal.

"Si toda Europa va en una dirección, no tiene sentido otra cosa", remarcó Rajoy, que apostó por garantizar un marco estable que aliente la inversión en España. También defendió la necesidad de un "organismo de arbitraje" para resolver conflictos.

Generalitat en El Prat

El líder del PP ya manifestó su preocupación por la ruptura de la unidad de mercado que supondrían las diferentes normativas fiscales autonómicas durante el debate del nuevo Estatuto catalán. Ayer, en una conferencia organizada por la patronal vallesana Cecot, Rajoy regaló los oídos a los empresarios prometiendo rebajas fiscales: supresión del impuesto de patrimonio, de donaciones y sucesiones, reducción del de sociedades al 20%-25% para pymes y del IRPF.

En cuanto a El Prat, Rajoy insistió en su proyecto de privatizar la gestión de los grandes aeropuertos mediante concurso público, aunque abrió la puerta a que las administraciones estatal, autonómica y local tengan presencia minoritaria. "No tengo ningún inconveniente", señaló. Pero el equipo gestor, eso sí, siempre tendría un porcentaje mayoritario del sector privado, que considera "más eficiente".

Para superar la crispación y el debate territorial, Rajoy apostó por recuperar los consensos básicos del Estado con los intereses de las personas como "único criterio". Rajoy se paseó también por Blanes (Selva) y se refirió a la avería de Renfe en Barcelona, que tildó de "vergüenza", informa Natàlia Iglesias. "Han primado las prisas y el interés electoral, porque no pasa nada si el AVE llega dos meses más tarde", dijo. También insistió en que el actual trazado del AVE "a 70 centímetros de la Sagrada Familia es un disparate estratosférico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de noviembre de 2007