Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios replican a Rajoy que lo prioritario es descentralizar El Prat

El Gobierno catalán se muestra "radicalmente en contra" de la privatización

Los empresarios catalanes no han hecho ascos a la propuesta lanzada por el líder del PP, Mariano Rajoy, de privatizar la gestión del aeropuerto de El Prat si gana las elecciones generales, pero han destacado que lo más importante es garantizar una gestión descentralizada del aeropuerto, con participación de la Administración y las patronales.

MÁS INFORMACIÓN

El proyecto de privatización, en cambio, sí ha recibido el rechazo frontal del Gobierno catalán: el secretario de Movilidad, Manel Nadal, se manifestó ayer "radicalmente en contra" y lo justificó poniendo como ejemplo que la constructora Ferrovial "está a punto de perder su contrato de gestión" del aeropuerto londinense de Heathrow. El presidente de Cecot, Antoni Abad, expresará su opinión al propio Rajoy en la conferencia que el líder popular pronunciará en la sede de la patronal vallesana. Abad reclama un calendario concreto para la descentralización de AENA, el ente gestor de aeropuertos, y que, además de empresas privadas, el futuro órgano gestor esté formado por la Generalitat, los ayuntamientos y las patronales.

El escepticismo del empresariado ante la promesa de Rajoy se debe a que el Ejecutivo del PP ya se comprometió a privatizar la gestión aeroportuaria en 1999 y 2000, cuando Rafael Arias Salgado era ministro de Fomento. Habló incluso de sacar a Bolsa parte de AENA. El presidente de la Cámara de Comercio, Miquel Valls, y el lobby de infraestructuras del que forma parte (junto a la patronal Fomento, el Círculo de Economía y el RACC) pide también una gestión descentralizada mediante un consorcio público-privado, en la línea de lo que reclama Pimec.

Por otra parte, el presidente de CiU, Artur Mas, aseguró que "no está en contra" de privatizar la gestión de El Prat, pero recalcó que la decisión se adopte en Cataluña, mientras que el portavoz de ERC en el Parlament, Joan Ridao, lo consideró "pasar del fuego a las brasas", ya que el objetivo no es privatizar AENA -un "auténtico monstruo", a su juicio-, sino desmantelarla.

UGT consideró la promesa de privatización de "chuminada", mientras que CC OO de Cataluña defendió un modelo de gestión pública que garantice "la descentralización del complejo" que, con la privatización "no quedaría asegurada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de noviembre de 2007