Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU afirma que la Iglesia tendrá que retirar los símbolos franquistas

Llamazares asegura que la excepción artístico-religiosa "es casi inocua"

La Ley de Memoria no exonera a la Iglesia de retirar de sus inmuebles los símbolos franquistas, según advirtió ayer Izquierda Unida, en contra de lo que se ha dicho desde algunas formaciones como Convergència i Unió. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, aseguró ayer que, pese a lo que se mantiene desde la coalición nacionalista catalana, la modificación del texto adoptada a última hora en el Congreso, que permitirá al clero invocar razones "artístico-religiosas" para evitar la retirada de símbolos de la Guerra Civil o la dictadura, es una enmienda "prácticamente inocua".

La Ley de Memoria no exonera a la Iglesia de retirar de sus inmuebles los símbolos franquistas, según advirtió ayer Izquierda Unida, en contra de lo que se ha dicho desde algunas formaciones como Convergència i Unió. El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, aseguró ayer que, pese a lo que se mantiene desde la coalición nacionalista catalana, la modificación del texto adoptada a última hora en el Congreso, que permitirá al clero invocar razones "artístico-religiosas" para evitar la retirada de símbolos de la Guerra Civil o la dictadura, es una enmienda "prácticamente inocua".

"Me ha sorprendido la propaganda que ha hecho CiU de esa enmienda", pactada, además de por el Grupo Catalán, por el Grupo Parlamentario Socialista y por el PNV, "porque es confundir los deseos con la realidad pretender que esa enmienda exonera a la Iglesia católica de la retirada de los símbolos franquistas", lamentó Llamazares.

Según el líder de Izquierda Unida, esa enmienda, en realidad, es "prácticamente inocua" porque la Ley de Patrimonio "no contempla el patrimonio histórico religioso, sino el patrimonio sin más".

Según el dirigente de la coalición de izquierdas, cualquier parroquia que forme parte del patrimonio puede argumentar que la retirada de una placa franquista afecta al patrimonio, pero "la inmensa mayoría de las placas franquistas que se conservan en los muros de las iglesias no son patrimonio histórico religioso ni son patrimonio", aseguró.

Las mismas obligaciones

De este modo, añadió Llamazares, la Iglesia "tiene las mismas obligaciones que tenía antes de la aprobación de esa enmienda" y no queda exonerada de la retirada de los símbolos franquistas y de la Guerra Civil ni tampoco de la retirada de subvenciones ni de las sanciones previstas si incumple la ley. A pesar de que, a su juicio, la ley "queda empañada" por esa enmienda, destaca que la valoración que de ella se hace en su formación sigue siendo muy positiva, ya que "repone una memoria democrática oficial" y "homologa nuestro país con el resto de países europeos que han sufrido dictaduras".

La ley se aprobó el miércoles en el Congreso sin apenas cambios con el apoyo de todas las fuerzas salvo PP y Esquerra Republicana. El único aceptado fue esa excepción al artículo 15, de retirada de símbolos, que promovió CiU y beneficia a la Iglesia. Esa enmienda permite salvar símbolos cuando concurran razones artístico-religiosas. El PP, que aceptó algunos artículos de la norma, no votó la propuesta de CiU y anunció que intentará que se retire en el Senado porque no autorizó su tramitación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de noviembre de 2007