Duran hace campaña a costa del caos ferroviario

Josep Antoni Duran Lleida se abrazó ayer al clavo ardiente del caos ferroviario que vive Barcelona para presentarse como única alternativa a un PSOE y un PP a los que culpó por igual de la situación de las infraestructuras. Sin referirse a los años en que Convergència i Unió apoyó los presupuestos de los gobiernos de uno y otro partido en el Congreso, el líder democristiano dijo: "Cataluña tiene que decir basta" en las próximas elecciones.

Hizo incluso un llamamiento al electorado socialista para que acuda a votar a aquellos que "dan la cara" en Cataluña. Lo dijo después de asegurar que el presidente de la Generalitat no la defiende con suficiente empeño y de recordar el silencio que ha mantenido el alcalde de Barcelona en los días más complicados de la crisis ferroviaria.

El llamamiento de Duran puso nerviosos a los socialistas. El secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, afirmó en un comunicado que la táctica de Duran está calcada a la del Partido Popular. "Es la estrategia típica de la derecha más dura, que pasa por reclamar el voto de la izquierda". En opinión del dirigente socialista, Duran obvia que CiU es "cómplice" de los problemas que están sufriendo las infraestructuras catalanas y, muy en particular, las ferroviarias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS