Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rato evita la polémica del cambio climático

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, quitó de su discurso en Valencia el pasado jueves, ante la XXX Confederación Empresarial Valenciana (ver EL PAÍS, edición de Madrid, de ayer viernes), la frase relativa a la urgencia de actuar contra el cambio climático. Este periódico obtuvo en la página web del FMI (www.imf.org) el discurso completo de Rato "preparado para la intervención". Pero algunas de sus frases no fueron pronunciadas, en contra de lo publicado ayer.

El texto señalaba: "A lo largo del último año se ha perfilado más claramente la necesidad de adoptar medidas para paliar el peligroso cambio climático y adaptarse al mismo. Esto también tendrá repercusiones presupuestarias y, nuevamente en este caso, los gobiernos deben tomar medidas para mitigar este fenómeno climático ahora, y evitar así tener que tomar medidas más difíciles en el futuro".

Más tarde apuntaba, tras analizar la crisis en los mercados de crédito, que "análogamente, en el intento de hacer frente a otros retos -desde el cambio el cambio climático hasta problemas de larga data, como la pobreza mundial- podrían lograrse los mejores resultados mediante la participación de todos los países que deberán aplicar las soluciones propuestas y sufrir sus consecuencias".

Esta versión fue colocada en la página de internet del FMI y ayer seguía intacta. Pero al leer su texto la noche del jueves en Valencia, Rato sólo mencionó los riesgos añadidos a medio plazo -tras la crisis del crédito- a los problemas del aumento de la población y los efectos macroeconómicos del cambio climático.

Rato parece haber sido sensible, pues, a la polémica creada entre Mariano Rajoy y el ex vicepresidente Al Gore el pasado jueves (ver EL PAÍS de ayer) e hizo un ejercicio de autocensura para no echar leña al fuego político.

El director gerente del FMI se ha referido al tema en términos muy urgentes en sus últimos discursos. El 24 de septiembre, en Madrid, destacó "los desafíos mundiales en tres áreas: la globalización financiera, las tensiones en política ambiental -principalmente por el cambio climático- y las tensiones por los cambios demográficos". Y citó sobre el cambio climático al ex presidente Bil Clinton en el sentido de que "es el factor más importante que puede poner en peligro la civilización". Rato añadió: "No es que sea perjudicial, sino que es catastrófico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 2007