Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No hubo cruce entre neandertales y humanos

Científicos españoles identifican el gen del pelirrojo en la especie extinta, en un fósil asturiano de El Sidrón

"No hay evidencia de que hubiera hibridación entre neandertales y humanos modernos y muchas evidencias de que no la hubo", afirma Carles Lalueza Fox, quien ha dirigido el estudio de un fósil de la especie extinta, procedente de la cueva asturiana de El Sidrón, en el que se ha identificado un gen importante y llamativo, el del cabello pelirrojo y la piel clara. La conclusión es que probablemente al menos algunos neandertales eran pelirrojos.

Además -doble premio- es una variante de este gen que no se encuentra en los humanos modernos. Así que Lalueza y su equipo han identificado, y así lo publica hoy Science, la primera diferencia genética funcional entre las dos especies. El mismo equipo ya halló en fósiles de neandertal un gen relacionado con el habla, el FOXP2, y éste sí es el mismo que existe en los humanos modernos.

El peligro muy real de que cuando se cree que se está estudiando ADN antiguo, por contaminación de la muestra se está analizando en realidad ADN de cualquier persona en contacto con ella, no preocupa a Lalueza y su equipo. Están seguros de que la técnica de extracción en condiciones de aislamiento -única en el mundo, aseguran- que están utilizando en El Sidrón aleja este peligro. Sin embargo, como en ciencia es común aquello de dos pasos adelante y uno atrás, todo indica que no es válido, precisamente por contaminación, un estudio publicado hace un año en la revista Nature. Firmado por el experto mundial Svante Pääbo, indicaba que las dos especies tuvieron relaciones sexuales que dieron lugar a descendientes, y que se separaron en el curso de la evolución hace sólo 500.000 años. De ahí el comentario de Lalueza sobre que no hubo hibridación. Los datos indican ahora que las dos especies divergieron mucho antes, hace 900.000 años.

"Me sorprendió tanto el gen de la pigmentación MCR1, que encontramos el año pasado, que lo confirmamos en otros dos laboratorios europeos y en otro fósil, italiano", explica el investigador de la Universidad de Barcelona. Además, para comprobar que la mutación hallada podía tener efectos sobre la pigmentación del pelo y de la piel de los neandertales, transfirieron el gen mutado a células pigmentarias cultivadas en placas.

Los científicos españoles colaboran desde este año con Pääbo en el macroproyecto de elaborar el genoma completo del neandertal y ya llevan secuenciados 65 millones de pares de bases (los elementos del ADN).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2007