Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siria exhibe varias horas los cadáveres de dos ejecutados

La escena, escalofriante, tiene tintes de sabor medieval. Ocurrió ayer en Aleppo, ciudad ubicada en el norte de Siria. Dos jóvenes hombres fueron ejecutados por asesinato y robo. Pero la ejecución en la calle no fue considerada como una sanción suficiente. Las autoridades decidieron dejar los cadáveres colgando de sus respectivas cuerdas durante horas en el centro de la ciudad, ubicada a unos 350 kilómetros al norte de Damasco, envueltos además en papeles que reproducían las sentencias de condena a muerte.

Según Amnistía Internacional, fueron al menos 1.591 las personas ejecutadas en 2006, en 25 países. Son 64 los países que todavía admiten la pena capital en sus legislaciones, aunque algunos de ellos no la utilizan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2007