Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush asegura que el escudo antimisiles es una urgencia

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, insistió ayer en la necesidad de crear un escudo antimisiles en Europa para proteger a los países de la OTAN de una eventual amenaza nuclear iraní. "Lo necesitamos de forma urgente", dijo Bush en una conferencia en la Universidad Nacional de Defensa. "La gran amenaza del siglo XXI es el peligro de que redes y Estados terroristas tengan acceso a armas de destrucción masiva".

El Pentágono quiere construir una base con 10 interceptores de misiles en Polonia y un radar en la República Checa, dos de los aliados más fuertes de Washington en Europa. Las localizaciones definitivas están aún por decidir. "No hemos cerrado la propuesta, pero la idea es seguir adelante con las negociaciones para ir construyendo las bases y tal vez esperar a que se pruebe una amenaza segura desde Irán", dijo Bush.

El objetivo es proteger la totalidad de Europa de cualquier amenaza nuclear procedente de Oriente Próximo.

Bush calificó el escudo de "defensa eficiente contra las naciones rebeldes", en clara referencia a Irán. "Si Irán está pensando en atacar y la comunidad internacional no hace nada al respecto, es posible que llegue a tener la capacidad para hacerlo en el futuro. Nos lo tenemos que tomar en serio ahora".

Gates en Polonia

El lunes el secretario de Defensa, Robert Gates, que se encontraba de visita oficial en Polonia, dijo que espera que el cambio de Gobierno en este país no paralice las negociaciones sobre el escudo. Gates detalló que sería posible un sistema en que los misiles estén en estado durmiente hasta que se detecte e identifique una amenaza procedente de "Estados rebeldes" como Irán.

Rusia ha tomado los planes de EE UU como un ataque político y una reminiscencia de la guerra fría. Ayer Bush quiso calmar los ánimos tendiendo una mano a Moscú. "Es un esfuerzo para dejar atrás la guerra fría, algo que podría llevarnos a un nivel de colaboración sin precedentes".

Bush dedicó parte de su discurso a criticar a los aliados por haber reducido el gasto en esta área. En este último año los países europeos de la OTAN han reducido la inversión en misiles de defensa en 100 millones de euros. "Esto atrasará el desarrollo de nuestros planes en un año o incluso más tiempo", explicó.

Según los servicios de inteligencia del Gobierno norteamericano, el régimen de los ayatolás tiene la capacidad de desarrollar misiles balísticos intercontinentales que serían capaces de atacar la totalidad de Europa y Estados Unidos antes de 2015.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 2007