Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno endurece el control de las llamadas a los concursos de TV

Las cadenas deberán informar del precio cuando usen los números 905

Las cadenas de televisión utilizan de forma fraudulenta los números 905 para las llamadas de telespectadores a sus concursos y sorteos, cobrando precios desorbitados. Para evitarlo, el Ministerio de Industria ha decidido endurecer el control de estos números. Las cadenas estarán obligadas a facilitar el precio de las llamadas, no podrán alargar innecesariamente la comunicación y deberán identificar al responsable de la publicidad.

Los números telefónicos que se inician con el prefijo 905 están pensados para sondeos y encuestas masivos. Pero casi todas las cadenas de televisión y las emisoras de radio vieron un filón en estos números porque no estaban sujetos a la estricta regulación de los llamados números de tarificación adicional (803, 806 y 807).

Así comenzaron a utilizarlos fraudulentamente para sus concursos y sorteos, en lugar de los que empiezan por el prefijo 806, como señala la normativa. Y es que el beneficio es grande: por cada llamada de tres o cuatro segundos se cobran 95 céntimos (más IVA). De esta cantidad, sólo el establecimiento de llamada se lo lleva la operadora telefónica; el resto, el titular de la línea.

Además, las cadenas emplean tácticas como alargar innecesariamente la llamada o provocar que el usuario tenga que repetir varias veces la comunicación. Las asociaciones de consumidores habían denunciado numerosas veces este fraude, porque algunos abonados han pagado facturas de hasta 3.000 euros.

Por fin la Administración ha hecho caso de sus quejas. El Ministerio de Industria aprobará próximamente una resolución por la que los números con prefijo 905 pasarán a convertirse en servicios de tarificación adicional. De esta forma, se les podrá aplicar toda la normativa existente en este ámbito, mucho más exigente.

La novedad más importante es que, a partir de ahora, cada vez que se marquen estos números, las empresas que organicen los concursos estarán obligadas a informar, mediante una locución, del precio de la llamada.

Asimismo, se les prohíbe que se prolongue innecesariamente la duración de la llamada. Por su parte, las compañías telefónicas, al igual que ocurre con los números 800, estarán obligadas a que en las facturas que reciban los usuarios se les desglose la parte que se paga al operador por la llamada de la que se paga al prestador del servicio (concurso, sorteo, etcétera).

Derecho a no pagar

De este modo, si el usuario no está de acuerdo con esta última y paga sólo la parte del servicio telefónico, la compañía telefónica no tiene potestad para cortarle el servicio telefónico.

Asimismo, los usuarios tendrán el llamado derecho de desconexión, es decir, podrán dirigirse a su operador para que éste le inhabilite la posibilidad de acceder a estos números. El usuario que ejerza este derecho no podrá llamar a estos números desde su línea telefónica.

Esta medida está pensada especialmente para impedir que los menores de edad o los no titulares de la línea puedan realizar este tipo de llamadas.

Entre los casos de utilización, la Unión de Consumidores de España cita los concursos de Antena 3: Buenas noches, buena suerte; Adivina quién gana esta noche y Supernova; los de Cuatro: Llámame y Contamos contigo; el de Telecinco: Telecinco dígame y los de La Sexta: Juega con La Sexta y Juego TV.

Las citadas obligaciones, así como un Código de Conducta, que supervisa la Comisión para la Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional, ya son cumplidas por los números 800.

En la asignación que se hizo para su regulación a los prefijos 803 corresponden llamadas a contactos y servicios eróticos y para adultos; 806 (ocio y entretenimiento; concursos...) y 807 (servicios profesionales; psicología online y médicos...). Antes se habían usado los prefijos 903 y 906.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2007