Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes confirma que Zapatero le ha ofrecido seguir como ministro de Economía y que lo está pensando

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, reveló ayer que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le ha ofrecido repetir en el cargo en el caso de que el PSOE gane las próximas elecciones generales. Solbes indicó, en declaraciones a Radio Nacional de España, que su compromiso inicial era para esta legislatura y que aún no ha tomado una decisión definitiva. Y añadió que, a sus 65 años, adoptar compromisos para cuatro años requiere una reflexión adicional. "Hay que pensárselo", dijo.

Solbes, por otro lado, sigue sin estar convencido de incrementar el salario mínimo hasta situarlo en los 800 euros mensuales al final de la próxima legislatura. El vicepresidente se ha visto obligado a volver una y otra vez sobre este asunto, tras la propuesta del ministro de Trabajo, Jesús Caldera. Solbes reafirmó ayer su postura y se mostró contrario a comprometer cifras exactas en el momento actual de "incertidumbre económica".

El ministro es partidario de subir el salario mínimo -que ahora se sitúa en 570 euros en 14 pagas-, pero a diferencia de Caldera sólo en la medida en que ese incremento pueda ser absorbido por la economía, para evitar problemas de competitividad. "Me preocupan los compromisos muy definidos en un plazo determinado en un contexto de incertidumbre como el actual", zanjó.

Para Solbes, situar el salario mínimo en unos 800 euros al final de la próxima legislatura sería "razonable", pero siempre que la subida no suponga un aumento del paro. Los sindicatos CC OO y UGT proponen un incremento del 8% anual durante los próximos ocho años, lo que situaría su cuantía en 816,5 euros mensuales en 2012. El PSOE baraja llegar a los 800 euros mensuales al final de la próxima legislatura, propuesta que podría figurar en el programa electoral.

El presupuesto de 2008 y la crisis del crédito siguen entre las prioridades de Solbes. La economía española "va a seguir bien", aseguró, con un sistema financiero que funciona "correctamente". Solbes mostró su habitual prudencia con respecto a los presupuestos. "Es muy arriesgado gastarse el superávit porque después no tendremos dinero para financiar el gasto comprometido", avisó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007