El Gobierno aprueba el currículum un mes después de iniciado el curso

La oposición teme por la situación en la que quedará el castellano

Un mes después de que haya comenzado el curso, el Gobierno aprobó ayer oficialmente, mediante un decreto, el nuevo currículum vasco. Se trata del proyecto más trascendente en el que se ha embarcado el sistema educativo junto la esperada reforma de los modelos lingüísticos. El caso es que los centros educativos y los profesores han tenido que empezar el curso sin saber muy bien la forma de aplicación del currículum.

El currículum vasco es el documento que recoge los conocimientos que debe adquirir un alumno entre los 6 y los 16 años, es decir, durante la etapa de la enseñanza obligatoria. El documento está en poder de los centros educativos desde comienzos de curso, momento desde el que oficialmente podían ponerlo en marcha. Este curso se aplicará en primer y segundo curso de Primaria, con niños de 6 y 7 años. En Secundaria se implantará en primer y tercer curso, entre los estudiantes de 12 y 14 años. En esas mismas etapas los programas deberán ajustarse a lo que dispone la Ley Orgánica de Educación (LOE).

Educación espera que su implantación no suponga conflicto alguno, ya que el currículum ha conseguido "un amplio consenso en la comunidad educativa", defiende. Sin embargo, la última vez que el consejero de Educación, Tontxu Campos, compareció en el Parlamento (a finales de septiembre) para explicarlo se llevó un severo rapapolvo por parte de la oposición. PSE y PP expresaron sus temores por cuestiones como la introducción del concepto político de Euskal Herria en lugar de Euskadi y ante la situación en la que va a quedar el castellano, relegado a un papel de segunda lengua.

El PP reiteró ayer que el currículum es un instrumento al servicio del nacionalismo y cuestionó su legalidad. "Posiblemente introduce valores que pueden ir en contra de los valores constitucionales", aseguró este partido, cuyos servicios jurídicos lo están analizando. Sobre el uso del euskera como lengua vehicular, de momento todo queda pendiente de la segunda gran reforma que el departamento quiere acometer: la de los modelos lingüísticos. Por ahora, deberá esperar hasta el curso 2008-2009. La ley que desarrolle el nuevo sistema llegará al Parlamento antes de fin de año, donde comenzará el debate. En principio, la idea del departamento de que el euskera sea la lengua vehicular y de elevar la exigencia de conocimiento de este idioma a los alumnos vascos cuenta con el apoyo de EHAK, además del tripartito. De confirmarse el respaldo de EHAK en todos sus extremos, el proyecto podría salir adelante sin problemas.

En cuanto al currículum aprobado ayer, el principal esfuerzo que deberán hacer los colegios será aplicar un sistema de enseñanza en el que se trabajan las competencias, en lugar del aprendizaje de los contenidos concretos como ocurre con el sistema actual. Los centros podrán impartir más horas de clase de las asignaturas que deseen reforzar, ya que el currículum da más autonomía a los colegios para desarrollar sus correspondientes proyectos educativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50