Bush y el Congreso de EE UU desafían a China con un homenaje al Dalai Lama

El presidente impondrá hoy la más alta distinción del país al líder religioso tibetano

Un presidente estadounidense en el ejercicio de su cargo aparecerá hoy, por primera vez, en un acto junto al Dalai Lama. Lo hará en el Capitolio de Estados Unidos, donde se le impondrá la más alta distinción que este país otorga a un civil: la Medalla de Oro del Congreso. George Bush ignorará así la sensibilidad china, que considera al líder espiritual tibetano un separatista. Pekín advertía ayer que esta visita perjudicará mucho las relaciones bilaterales. Desde la Casa Blanca se defendía ayer con vigor el plan del presidente de reunirse con el premio Nobel de la Paz de 1989. "Entendemos la preocupación china", declaraba el portavoz presidencial Tony Fratto, quien a renglón seguido informaba de que Bush siempre acude a las ceremonias de condecoraciones del Congreso. De momento, ayer Bush recibía en la Casa Blanca al decimocuarto Dalai Lama. Lo hizo, como en las tres ocasiones anteriores desde que es presidente (2001, 2003 y 2005), en la residencia, lejos de las cámaras, y no en el Despacho Oval, para no contribuir a la exasperación del Gobierno chino. Hoy será distinto.

Más información

"Es un encuentro con un líder espiritual. No es una reunión con un jefe de Estado", quitaba importancia Fratto. Pero la concesión de la Medalla de Oro del Congreso es un jarro de agua fría a las siempre delicadas relaciones China-EE UU. Este galardón recompensa "las numerosas, duraderas y notables contribuciones" del Dalai Lama "a la paz, la no violencia, los derechos humanos y la concordia religiosa".

A sus 72 años, el Dalai Lama ha vivido más de 48 en el exilio y se ha convertido en un símbolo de paz y tolerancia, incluso un icono de la cultura pop, con celebridades como el actor Richard Gere que apoyan su causa. Nacido Lhamo Dhondup en una aldea tibetana, fue rebautizado Tenzin Gyatso a la edad de dos años. Fue entonces cuando los líderes budistas le reconocieron como la decimocuarta encarnación del Dalai Lama.

Levantamiento fallido

Era un adolescente cuando China invadió el Tíbet en 1950 y contaba 20 años cuando se entrevistó con el líder chino, Mao Zedong, en una reunión que acabó con la etiqueta de fracaso. En 1959, el Dalai Lama huía del Tíbet tras un levantamiento fallido contra el dominio chino e instauraba su Gobierno en el exilio en la India. Se espera que Bush diga hoy unas palabras en el Congreso. Definirá al Dalai Lama como "un gran líder espiritual" que "lucha por la libertad y la democracia". Washington ha dejado ver en ocasiones que no le gustan el estado de las libertades ni de los derechos humanos en China. Ahora bien, le preocupa también su relación comercial.

Pekín reaccionó ayer con furia a la decisión estadounidense de otorgar la Medalla de Oro del Congreso al Dalai Lama. Yang Jiechi, ministro de Exteriores, aseguró que había expresado su "resuelta oposición" al galardón, y que había pedido solemnemente a Estados Unidos que cancelara el acto. Liu Jianchao, portavoz del Ministerio, afirmó que si Washington no daba marcha atrás, "dañaría gravemente las relaciones entre China y Estados Unidos", aunque no señaló de qué forma. Y Zhang Qilli, secretario del Partido Comunista Chino (PCCh) en el Tíbet y máxima autoridad en la región autónoma, dijo que estaban "furiosos".

El Dalai Lama.
El Dalai Lama.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50