La UE pide que se respete la integridad territorial de Irak

La Unión Europea instó ayer a Turquía a la máxima contención y a preservar la soberanía y la integridad territorial de Irak, aun reconociendo el derecho del Gobierno de Ankara a combatir a los terroristas, entre los cuales la UE incluye al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

"La Unión Europea y Turquía han reiterado regularmente su compromiso con la independencia, la soberanía, la unidad y la integridad territorial", declaró ayer la portavoz comunitaria para la Ampliación, Krystina Nagy, antes de plantear la demanda comunitaria: "Esperamos que Turquía continúe teniendo un papel constructivo para lograr esos objetivos y promover la cooperación regional".

La advertencia a Ankara estuvo acompañada de palabras de comprensión al condenar la portavoz "la continua violencia del PKK en el sureste de Turquía", con referencia expresa a las últimas acciones contra civiles y militares.

El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan alega el derecho de autodefensa contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, al que atribuye del orden de 3.500 efectivos refugiados en Irak.

Bruselas "comprende las preocupaciones de Turquía sobre la necesidad de combatir el terrorismo", pero tal comprensión no debe interpretarse como manos libres para actuar. "Es muy importante que Turquía siga abordando este problema mediante la cooperación entre las autoridades correspondientes", señaló la portavoz comunitaria para la Ampliación, en alusión al reciente acuerdo suscrito por Ankara y Bagdad sobre la cuestión, pacto que no termina de satisfacer a los turcos, que ven a los iraquíes poco dispuestos a abordar con rigor el desafío.

Una invasión de Irak crearía tensiones adicionales a las siempre delicadas negociaciones sobre el hipotético ingreso de Turquía en la UE, pero la portavoz prefirió ayer abstenerse de opinar sobre ello.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS