Una juez prohíbe a Mediapro explotar los derechos del fútbol en toda la temporada

Medidas cautelares obligan a la productora a respetar el acuerdo firmado con AVS en 2006

La productora Mediapro no podrá ceder partidos de fútbol a La Sexta, cadena de la que es accionista, ni cortar la señal a Sogecable. Una juez de Madrid ha dictado medidas cautelares que prohíben a Mediapro la explotación durante toda la temporada 2007-2008 de los derechos televisivos de los clubes al margen del acuerdo suscrito con Audiovisual Sport (AVS) en julio de 2006. La juez prohíbe también a la productora catalana cualquier actuación que perturbe "el pacífico goce y disfrute" del fútbol televisado, que incluye un partido en abierto, otro codificado y el resto en pago por visión.

Más información

El auto del juzgado de Primera Instancia número 36 de Madrid da la razón a Audiovisual Sport, la entidad concesionaria de los derechos televisivos, que solicitó medidas cautelares después de que Mediapro incumpliera a principios de la actual temporada el contrato firmado el 24 de julio del año pasado. A tenor de este pacto, las dos empresas se repartían la explotación de los partidos y se fijaba un sistema de transmisión de partidos en las distintas ventanas televisivas: en abierto, codificado y pago por visión.

En la resolución comunicada ayer a las dos partes en conflicto, la juez concede a AVS la utilización legítima de los derechos y prohíbe a Mediapro "cualquier acto de disposición y explotación" de los derechos de los clubes cedidos a AVS. En concreto, de esta medida se ven afectados siete entidades deportivas: Racing, Athletic de Bilbao, Zaragoza, Valencia, Villarreal, Levante y Sevilla.

La juez hace extensiva esta prohibición a los clubes que "legítimamente" pertenecen a AVS: Real Madrid, Deportivo, Mallorca, Barcelona, Valladolid, Almería, Betis, Recreativo, Osasuna, Atlético de Madrid, Espanyol y Getafe. El Murcia es el único equipo de Primera que no tenía cedida su imagen.

También prohíbe a Mediapro "cualquier acto de perturbación del pacífico goce y disfrute de tales derechos audiovisuales", salvo "la utilización legítima de los mismos que pueda producirse dentro del marco jurídico del acuerdo del 24 de julio de 2006". Para que esta medida sea efectiva, impone a AVS un depósito de caución de 50 millones de euros, frente a los 2.500 millones que solicitaba Mediapro. AVS está participada en un 80% por Sogecable (en cuyo accionariado participa PRISA, grupo editor de EL PAÍS) y en un 20% por TV-3.

Recuerda el texto del auto que en virtud del acuerdo suscrito en 2006, AVS explota los derechos de retransmisión de los partidos de fútbol de la Liga y que aquella entidad cedió a Mediapro la comercialización en abierto de un partido de Primera División por jornada y cuatro de Segunda. Al mismo tiempo, Mediapro cedió a la cadena de televisión La Sexta (de la que es el accionista de referencia) la difusión del partido de los sábados en emisión abierta (22.00).

El pacto adjudicaba a Canal + un partido codificado que se venía retransmitiendo a las 21.00. El resto de los encuentros se difundían en la modalidad de pago por visión a través de los operadores que ofrecen este servicio: Digital + y empresas de cable como Imagenio y Ono.

Pero este reparto de partidos y sistemas de explotación se vio alterado desde el comienzo de la temporada. "Es público y notorio", explica la juez, que Mediapro "se excede de dicho acuerdo". De hecho, La Sexta no sólo emitió los partidos sobre los que tenía derechos sino que difundió otros sobre los que no tenía la autorización de AVS.

A través de un comunicado, la productora Mediapro -que ha sido, además, condenada al pago de las costas- considera que el auto mantiene el "statu quo" existente antes del comienzo de la Liga. "Las partes están obligadas a volver a la situación existente hasta esta temporada, en el marco del contrato del 24 de julio de 2006 a la espera de la resolución definitiva del conflicto". Agrega la productora que cumplirá "estrictamente" una resolución que "coincide exactamente con las diversas propuestas" que dice haber realizado en las últimas semanas para mantener "provisionalmente el statu quo".

Audiovisual Sport ha demandado a Mediapro por vulnerar el acuerdo de 2006 y ha reclamado a la productora el pago de una deuda que asciende a 70 millones de euros. También ha exigido que los contratos que Mediapro firmó irregularmente con varios clubes para hacerse con sus derechos, sean remitidos AVS.

Cámaras de Mediapro y AVS en el estadio Santiago Bernabéu.
Cámaras de Mediapro y AVS en el estadio Santiago Bernabéu.ULY MARTÍN

EL PACTO DEL FÚTBOL

Mediapro comercializa un partido en abierto, los resúmenes y los derechos internacionales.

La productora vende el partido de los sábados a La Sexta, TV-3, Canal 9, TV-Galicia, Aragón TV y 7 RMurcia.

Canal + difunde un partido los domingos.

Digital + y operadores de cable explotan el pago por visión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50