Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP intenta sin éxito debatir el referéndum de Ibarretxe

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, intentó ayer por todos los medios trasladar a la Cámara autonómica el debate sobre la propuesta de referéndum anunciada por el lehendakari Juan José Ibarretxe. El líder popular había tratado de incluirlo ya el martes en el debate con Touriño, cuando instó al presidente de la Xunta a garantizar que ningún grupo del Parlamento gallego solicitará nunca una consulta como la que propone el Ejecutivo de Euskadi. Por la mañana, el líder popular insistió en rueda de prensa en que un hipotético referéndum en Euskadi afectaría también a Galicia "por ser otra de las comunidades históricas" y reclamó un pronunciamiento claro del Parlamento para defender "sin debilidad" el Estado de derecho. Feijóo añadió que Galicia "tiene que tener voz sobre los temas que le afectan y posicionarse en favor del Estado de las autonomías".

En este sentido, el líder de los populares anunció que su grupo llevaría al hemiciclo dos propuestas de resolución. Una de ellas instaba a la Xunta a apoyar al Gobierno central "en el estricto cumplimiento de la legalidad constitucional ante la consulta anunciada por el señor Ibarretxe y le manifieste su apoyo en todas las medidas conducentes a impedir su celebración". La otra pretendía expresa el apoyo del Parlamento "al Estado de las autonomías previsto en la Constitución española de 1978" y también el "rechazo a referéndums o consultas sobre la autodeterminación en cualquier parte del territorio del Estado".

Votación por separado

Se trataba, en definitiva, de que primero la Xunta y después el Parlamento conminasen al presidente del Gobierno a rechazar lo que José Luis Rodríguez Zapatero ya ha descartado en los últimos días. El empecinamiento del PP llevó a su viceportavoz, Roberto Castro, a reclamar a la presidenta de la Cámara, Dolores Villarino, a votar por separado las dos resoluciones sobre la consulta del lehendakari. Los 38 votos de socialistas y nacionalistas impidieron que las iniciativas del PP prosperasen. Los diputados de PSdeG y Bloque acusaron a Núñez Feijóo de secundar la estrategia del PP nacional y de intentar trasladar la crispación a Galicia. El portavoz socialista, Ismael Rego, concluyó que "para España ni siquiera el PP es un peligro".

El presidente del PP acabó haciendo suya una frase del propio Zapatero en el mitin del pasado domingo en Silleda y recriminó esta vez a Touriño que "se equivoque de país, de continente y de siglo". Feijóo adjudicó esa frase a Touriño para acusarle de decir una cosa en Silleda y otra en Santiago.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de octubre de 2007