Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Artium lleva su mirada al límite

Cinco directores trabajano sobre los límites de lo audiovisual

Miradas al límite ha puesto a trabajar a cinco jóvenes cineastas de particulares lenguajes en lo que será una experiencia también de colaboración en red. El proyecto, impulsado por la productora Pantalla Partida, el NEFF y el Artium, se pondrá de largo en enero de 2008. De momento, Isaki Lacuesta, Jaime Rosales, León Siminiani, Fernando Franco y Luis Alejandro Berdejo han puesto en marcha sus aportaciones: dos películas cada uno de apenas 8 minutos que mostrarán en un espacio conjunto.

El proyecto se presentó ayer en el museo de la capital alavesa, donde se exhibirá, y forma parte del apartado del NEFF dedicado al cine experimental. Miradas al límite parte de la consideración de que las fronteras entre las artes y sus espacios expositivos resultan cada vez más difusas, como bien muestra el cine actual. Las nuevas tecnologías, además, no sólo han cambiado la manera de ver y sentir el cine, sino el propio lenguaje cinematográfico.

Los cinco directores elegidos para este proyecto juegan con los límites entre el documental y la ficción, la partición de la pantalla para ofrecer películas paralelas... En fin, experimentación en todos los ámbitos, que encaja perfectamente en la idea propuesta. "Por supuesto, cada director elegirá el modo en que rueda sus películas, aunque se apuesta por la economía de medios que obliga la premura de tiempo, y también eligirán el modo en que se proyecta", comentó Garbiñe Ortega, la coordinadora del proyecto.

Fernando Franco, quien ha trabajado como montador hasta su reciente salto a la dirección con el corto Mensajes de voz, reconocido en distintos festivales, ejerció como representante de los directores participantes: "Hay que buscar nuevas fórmulas expresivas que respondan a las nuevas sensibilidades", comentó. Franco no sólo trabaja en lo que son las propias películas, sino que también está estudiando la proyección dentro de la sala del Artium. "El hecho de llevar el cine al museo también hay que entenderlo como una oportunidad para superar el marco de la pantalla", añadió.

La exposición/exhibición de Miradas al límite se completará con una serie de coloquios entre directores de distintas generaciones, según avanzó ayer Garbiñe Ortega. La organización trabaja con el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona y con el Museo de Arte Contemporáneo de Vigo para presentar en ellos la propuesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2007