Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Respaldo a Educación para la Ciudadanía

Educación para la Ciudadanía, pero con salvedades. Los representantes de las religiones minoritarias en España no comparten la postura de la Iglesia católica, que ha declarado la guerra total a la polémica asignatura. José María Baena, presidente de Ferede, se muestra favorable. "En la federación evangélica no hay posición oficial, pero creemos que enseñar a la gente democracia y respeto está bien. Depende de los textos y de los maestros que lo enseñen. Si se hace con respeto a la diversidad, estará bien. Lo que no se debe es implantar ningún modelo, sino enseñar desde la pluralidad", explica Baena.

La comunidad judía explica que la idea inicial de la asignatura está bien. Sin embargo, exponen algunas reticencias. "Abogamos por una asignatura que inculque los valores democráticos y los derechos humanos, pero hay que tener muy en cuenta cómo se dan los contenidos", sostiene Nily Schorr, de la Federación de Comunidades Judías de España. "Hubiera sido positivo que el Ministerio de Educación nos hubiera consultado antes de hacer el currículo de la asignatura. Debe aceptar a los distintos colectivos y a los grupos como normales, y no tomar ninguna postura, sino enseñar todas en general de una manera plural, y no estamos seguros de que sea así", asegura Schorr.

Félix Herrero, presidente de la Federación de Entidades Españolas de Religión Islámica (FEERI), se muestra favorable a la implantación de la materia, que este curso se imparte ya en siete comunidades. "Está bien que el Gobierno ponga una asignatura para formar en valores para la convivencia y para la ciudadanía. Lo que importa es enseñar a los niños a ser ciudadanos, a respetar los derechos humanos, a que ninguno es mejor o peor. Se debe enseñar que todos somos diferentes", expone. El presidente de la FEERI criticó la postura de la Iglesia católica, que ha llamado al boicoteo de esta asignatura. "La objeción es un fenómeno de integrismo muy peligroso. Es una dialéctica que lleva a destruir el sistema educativo", dice Herrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de octubre de 2007