Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los periódicos miran hacia Internet

Los directores del diario británico 'The Guardian' y de EL PAIS analizan el futuro del periodismo

El periodismo debe escapar de la trivialidad y no dejarse arrastrar por la banalización de las noticias. Ésta fue una de las conclusiones a las que llegaron ayer Alan Rusbridger, director del diario británico The Guardian, y Javier Moreno, director de EL PAÍS. En un debate celebrado dentro del programa del Hay Festival de Segovia, moderado por la escritora y ex directora de The Independent Rosie Boycott, Rusbridger y Moreno analizaron el futuro del periodismo.

Moreno: "Un periódico no es su papel, es su mirada compartida con los lectores" Rusbridger: "Ahora mismo la presión de los debates sociales está en Internet"

"Los periódicos serios están en declive. Hoy se tiende a hacer un tipo de periodismo que trivializa la realidad. Si eso tiene que ser así, yo me abstengo", afirmó Alan Rusbridger. Para el director del diario británico es importante que los periodicos no caigan en esa tendencia. "No creo que el periodismo esté en crisis", aseguró, sin embargo, Javier Moreno. "Si el ritmo siguiera así habría que preocuparse, pero también con qué va a pasar con la democracia. La democracia se basa en unos espacios públicos de discusión que han creado los periódicos. Si los periódicos no son capaces de alimentar eso, es la democracia la que está en crisis".

Para ambos directores, los espacios de discusión que suscitan las informaciones son vitales. Además, ven Internet como el futuro del periodismo, aunque con matices. El director de The Guardian pronostica el final de la tinta y el papel. Para Moreno, sin embargo, la Red no es una amenaza. "Internet va a salvar el periodismo. Ahora la Red consigue más audiencia, más influencia que nunca. Si logramos trasladar a Internet ese lugar de debate y discusión estaremos haciendo un gran servicio a la sociedad", dijo.

"Ahora mismo la presión de los debates sociales está en Internet. Los lectores de The Guardian y EL PAÍS quieren foros, quieren participar, debatir la actualidad, y si no se lo ofrecemos nosotros, los buscarán en otro sitio", aseguró Rusbridger. La inmediatez de la Red tiene sus riesgos, unos riesgos que para el director del rotativo británico son fundamentalmente la superficialidad de los contenidos. Algo contra lo que, según Moreno, hay que luchar. "Es cierto que Internet tiene tendencia a fragmentar las audiencias. Mucho de lo que aparece en la Red son trivialidades que socavan el foro público. Pero algunos periódicos estamos luchando contra eso. Yo compruebo todos los días qué es lo más leído en ELPAIS.com, y excepto algunas cosas -que suelen contener las palabras sexo, gratis o Fernando Alonso- me siento orgulloso, porque entre las diez más visitadas suele haber muchas noticias importantes".

Internet puede almacenar perfiles y gustos de los usuarios. Eso permite ofrecerles un producto conforme a sus preferencias. Pero para Moreno esa adaptación supone un riesgo. "El periódico cobraría un sentido diferente, pero es peligroso. Destruiría un espacio común. Ahora el lector descubre algo que no pensaba que estuviera ahí. Romper eso, acabar con ese factor sorpresa es arriesgado, no para los periódicos, que harían más negocio, sino para la sociedad".

La periodista británica Rosie Boycott, una de las figuras más importantes de los medios de comunicación de Reino Unido preguntó por las diferencias entre leer el periódico en papel y hacerlo en un ordenador. "Me encantaría que los periódicos en papel existieran siempre, pero no podemos frenar el futuro e impedir que la gente tenga acceso a toda la información en la Red", aseguró Alan Rusbridger. Para el director de The Guardian, los periodistas tendrán que acostumbrarse a la inmediatez de la Red.

"Un periódico no es su papel. Son sus redactores, sus fotógrafos, sus editorialistas, sus valores. Su mirada compartida con los lectores", dijo Javier Moreno. "The Guardian, aunque ha crecido, sigue siendo lo mismo en papel que en Internet. No ha cambiado, sigue manteniendo una mirada compartida con los lectores", aseguró el director de EL PAÍS.

Rusbridger es un apasionado por las nuevas tecnologías. Lo demostró ayer enseñando al público que presenciaba el debate un pequeño teléfono móvil. "Es un Iphone", dijo, "aún no es perfecto pero se puede leer texto en él. Algún día se creará algún aparato en el que se podrá leer tan cómodamente como en papel. Los periódicos deben adelantarse y adaptarse a eso".

Uno de los asistentes al debate, estudiante mexicano de periodismo en España, mencionó que el referente para la prensa latinoamericana es EL PAÍS, un periódico que a su vez, según su opinión, tiene como referente el periodismo anglosajón y medios como The New York Times. Pero, ¿cuál es el referente de un medio como The Guardian? "Yo admiro la seriedad de The New York Times, pero a veces parece que tienen el monopolio de la objetividad. Nosotros nos inspiramos más y miramos más hacia periódicos europeos como Le Monde, Corriere della Sera y EL PAÍS", declaró Rusbridger.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de septiembre de 2007