Bruselas pone como modelo de multilingüismo las lenguas vernáculas españolas

Bruselas puso ayer como modelo a seguir en otras regiones comunitarias el régimen de implantación del multilingüismo seguido en las cuatro comunidades autónomas españolas con lengua vernácula propia. La Comisión Europea, que avaló el informe de un grupo de expertos de alto nivel con esas apreciaciones, tomó en cambio distancias sobre las presiones de algunas Administraciones para elevar a categoría de lenguas oficiales de la Unión las que son cooficiales en algunos países al estimar que ese es un asunto que corresponde dilucidar por consenso a los propios Gobiernos de la Unión.

El informe de un Grupo de Alto Nivel sobre Multilingüismo se hizo público con motivo del Día Europeo de las Lenguas. En Europa hay unas 450 lenguas, contabilizadas lenguas y hablas, y algunas de ellas como el catalán/valenciano, el gallego y el vascuence han logrado en los últimos años fortalecerse mediante políticas y regímenes que los expertos consideran modélicos.

El comisario rumano Leonard Orban, responsable de Multilingüismo y que ayer presentó el informe, insistió en que la Comisión no tiene competencias sobre el uso del catalán u otras lenguas vernáculas españolas en las instituciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS