San Fernando para las obras del oleoducto a Zaragoza

El Gobierno de San Fernando de Henares (IU) ordenó ayer paralizar la construcción de un oleoducto por parte de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) en la localidad. La Policía Local y los técnicos del Ayuntamiento han confirmado la tala de árboles frondosos y antiguos y el desplazamiento de tierras en la ribera del río Henares a consecuencia de las obras que emprende la compañía en la zona.

El proyecto de CLH en San Fernando está incluido en el desdoblamiento del oleoducto Rota-Zaragoza emprendido por CLH. Costará 125 millones de euros e implicará la construcción de nuevos tramos entre Arahal (Sevilla) y La Muela (Zaragoza). El oleoducto tendrá 500 kilómetros de longitud, de los que 30 atravesarán la Comunidad de Madrid, según CLH, "para asegurar el abastecimiento de combustibles y carburantes a la región".

Según el Consistorio, las últimas actuaciones de CLH han conllevado el "destrozo ambiental de los márgenes izquierdo y derecho del río". Las labores han sido interrumpidas "con carácter cautelar" hasta que CLH presente al Consistorio la documentación de obra y los permisos de la Confederación Hidrográfica del Tajo para llevar a cabo tales acciones. El Ayuntamiento de San Fernando de Henares denuncia que se han talado una veintena de árboles grandes, entre álamos blancos y sauces, y que se ha destruido "mucha vegetación de ribera". Fuentes municipales estiman que la empresa no tiene los permisos necesarios para las talas. Además, la Policía y los especialistas municipales informan de que no se están llevando a cabo las medidas preventivas y correctoras especificadas en la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto.

El canal circula entre el kilómetro 7,4 de la M-206 y el paraje de Los Picones, perteneciente a San Fernando de Henares y limítrofe con Torrejón de Ardoz. El Gobierno municipal enviará a la Comunidad de Madrid y a la Confederación Hidrográfica del Tajo el informe y el expediente abiertos a la empresa para que adopten medidas, ya que las riberas son competencia suya.

El Consistorio considera grave la situación por su impacto medioambiental en la zona y espera la recepción de la documentación requerida a CHL "en el menor plazo posible".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS