_
_
_
_

Putin nombra en Rusia un Gobierno de continuidad

Pilar Bonet

La composición del nuevo Gobierno ruso, anunciada ayer por el presidente, Vladímir Putin, tras una larga reunión con el primer ministro, Víktor Zubkov, subrayó la continuidad política y económica del Ejecutivo. La gran novedad respecto al Gobierno anterior, donde no había ninguna mujer, fue el ascenso de dos veteranas economistas a puestos ministeriales.

La respetada Elvira Nabiullina, de 45 años, con dos décadas de experiencia en la Administración, la industria y la banca, sustituirá al reformista German Gref, al frente del Ministerio de Desarrollo Económico. Se trata de la primera mujer que ocupa un puesto de tal responsabilidad en la historia de Rusia. Por su parte, Tatiana Gólikova, de 39 años, hasta ahora viceministra de Finanzas, será la nueva responsable de Asuntos Sociales y Sanidad, en sustitución de impopular Mijaíl Zurábov, al que se achaca la mala gestión en sectores especialmente sensibles en época electoral.

Zurábov, junto con Gref, que al parecer va a ocupar un alto cargo en la empresa privada, y el ministro de Desarrollo Regional, Vladímir Yákovlev, forman el trío de cesantes. El nuevo ministro de Desarrollo Regional será Dmitri Kósak, un jurista de 49 años, que desde el otoño de 2004, tras el secuestro de la escuela de Beslán (en Osetia del Norte), fue nombrado representante presidencial en el Distrito Federal del Sur, y como tal ha tenido que bregar con los numerosos problemas del norte del Cáucaso, incluida Chechenia. Kósak, que tiene amplia experiencia en temas de reforma administrativa, ya estuvo en el Ejecutivo como jefe del aparato gubernamental.

De entrada, los nuevos nombramientos no arrojan pistas claras sobre la lucha por la presidencia (la principal intriga política de Rusia), ya que tanto Dmitri Medvédev como Ígor Ivanov, considerados como dos de los posibles aspirantes, conservan sus puestos de primeros vicejefes del Gobierno. El ministro de Finanzas, el reformista Alekséi Kudrin, mantiene el puesto, y además pasa a ser vicejefe del Gobierno.

Serguéi Lavrov seguirá al frente de Exteriores, y el ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, se mantendrá también en su cargo, pese a que presentó su dimisión alegando su parentesco con el jefe de Gobierno. Serdiukov, que fue nombrado en abril, es yerno de Zubkov. El titular de Defensa, sin embargo, se somete directamente al presidente.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Pilar Bonet
Es periodista y analista. Durante 34 años fue corresponsal de EL PAÍS en la URSS, Rusia y espacio postsoviético.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_