Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere de un ataque al corazón el concejal de Urbanismo de Tarragona

Un ataque al corazón terminó ayer con la vida del tercer teniente de alcalde de Tarragona y responsable de Urbanismo, Josep Lluís Navarro, de 58 años, cuando participaba en un recorrido ciclista de bicicleta todoterreno (BTT), deporte al que era muy aficionado. La junta de portavoces declaró dos días de luto oficial. El luto también afectó ayer a los últimos actos de las fiestas de Santa Tecla y la traca de punto final no se llevó a cabo. La conferencia del alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) para exponer su balance de los 100 primeros días de gobierno, prevista para hoy, fue suspendida.

Navarro, concejal independiente por el PSC, se había convertido en uno de los hombres fuertes del nuevo consistorio gobernado por PSC y ERC. Empleado del puerto de Tarragona desde 1967, su última responsabilidad fue la de proyección exterior de la instalación.

Navarro ha ocupado casi la totalidad de su tiempo en reconducir el Plan de Ordenación Urbanística (POUM), que aprobó el anterior consistorio de CiU y PP, y que ha levantado miles de alegaciones y protestas ciudadanas por las expropiaciones que preveía. El concejal planeaba incorporar estas alegaciones a un nuevo documento y aprobar un nuevo POUM en primavera.

La capilla ardiente quedó instalada ayer en el salón de plenos municipal y la ceremonia funeral se celebrará hoy a las cinco de la tarde en la iglesia de Sant Joan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2007