Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tripartito se conjura para mostrar cohesión en el debate de mañana

Montilla reúne hoy a sus socios para evitar fallos en la puesta en escena

En política, hacer las cosas bien es tan importante como su puesta en escena. De ahí que los tres grupos que apoyan al Gobierno (PSC, ERC e ICV-EUiA) se hayan conjurado para hacer del debate de política general que mañana comienza en el Parlament una demostración de cohesión. El presidente de la Generalitat se reunirá hoy con sus consejeros y con los jefes de los tres grupos parlamentarios para pulir la estrategia.

Socialistas, republicanos y ecosocialistas creen que llegan al debate con los deberes hechos y en un buen momento de forma. No quieren tropezar en la puesta en escena. Hoy a mediodía hablarán de sus respectivas estrategias con el presidente de la Generalitat, José Montilla como la semana pasada ya lo hicieron en una reunión que mantuvieron en el Parlament los diferentes portavoces. Montilla les informará también del contenido de su discurso, que se basará en poner en valor la cohesión interna del Gobierno, el inicio del desarrollo estatutario y el acuerdo sobre las inversiones del Estado en Cataluña. El presidente intentará que el ensalzamiento de su labor contraste con "el caos" que reina entre los socios de Convergència i Unió, afirmaron ayer fuentes de Presidencia.

Pero no basta con poner los éxitos encima de la mesa. Hay que venderlos bien. Por eso el PSC e Iniciativa esperan que no haya sustos como el que vivieron en el debate de marzo sobre el desarrollo del Estatuto, en que CiU y ERC se embarcaron en una especie de competición de propuestas soberanistas. Eso puso al Gobierno en un serio aprieto y los grupos del PSC y de Iniciativa tuvieron que desmarcarse visiblemente de sus socios de ERC por regocijo de la oposición.

"Esto no se repetirá", aseguran en Presidencia. Lo ratificaron fuentes de la dirección de Esquerra Republicana. "Aunque Convergència i Unió intente arrastrarnos hacia posiciones inasumibles para el Gobierno, no lo va a conseguir". "Todo el mundo sabe que somos independentistas; no tenemos que demostrar nada", explicaron las mismas fuentes, que avanzaron que el discurso de su portavoz, Joan Ridao, también pretende ser la presentación del mismo como candidato de ERC para las generales de marzo. "El mensaje será claro: el Gobierno está haciendo las cosas bien pero nuestro partido no se siente cómodo en el actual marco del Estado de las Autonomías. Defenderemos con fuerza las dos ideas", explicaron las mismas fuentes.

Todos han pasado el largo fin de semana encerrados en sus cuarteles de invierno preparando discursos y argumentos. El presidente de CiU, Artur Mas, ha hecho acopio de fichas elaboradas por sus diputados sobre el conjunto de la acción del Gobierno. El objetivo es rebatir el discurso triunfalista del Ejecutivo con una intervención que intentará demostrar que el tripartito no es la solución a los problemas de Cataluña. Un detalle formal: el jefe de la oposición buscará desmarcarse del estilo del presidente de la Generalitat exponiendo sus ideas sin leer al pie de la letra de las notas que llevará preparadas.

Los focos también se dirigirán al nuevo presidente del PP catalán, que se estrenará con un discurso duro sobre la supuesta permisividad del Gobierno catalán con los grupos antisistema y con los independentistas radicales.

El guión del primer debate del curso

Miércoles. El presidente de la Generalitat abre el debate a mediodía con una intervención sin límite de tiempo.

Jueves. A partir de las diez de la mañana, intervienen todos los grupos de mayor a menor, comenzando por CiU. Los miembros del Gobierno pueden pedir la palabra en todo momento.

Viernes por la mañana. Entre las ocho y las nueve los partidos deben registrar en sus propuestas de resolución.

Viernes a mediodía. A la una los grupos presentan, debaten y votan las diferentes propuestas de resolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2007

Más información