Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El populista ruso Zhirinovski avala el 'fichaje' del ex espía Lugovói

Desde la reina de Inglaterra al servicio diplomático de su majestad, pasando por el ex primer ministro Tony Blair y la prensa, fueron ayer objeto de las invectivas del populista Vladímir Zhirinovski, vicepresidente de la Duma Estatal de Rusia (Cámara baja del Parlamento). El ataque, que incluía calificativos como "delincuentes" y "canallas", era la forma elegida por el político para defender su decisión de dar al ex agente del Servicio Federal de Seguridad Andréi Lugovói la oportunidad de "lucirse" en las legislativas del 2 de diciembre.

Lugovói, ahora el segundo en la lista electoral del Partido Liberal Democrático (PLD), es considerado por el Reino Unido como el principal sospechoso de la muerte en 2006 del ex espía ruso Alexandr Litvinenko, nacionalizado británico. Amparándose en la Constitución, Rusia ha rechazado la petición de la Fiscalía británica de extraditar a Lugovói.

Las diatribas de Zhirinovski contra todo lo británico eran parte de la campaña de este político de lenguaje nacionalista. A diferencia de otros representantes de este espectro, que el Kremlin se ha tomado en serio, Zhirinovski ha gozado de una posición de favor en el entorno del presidente Vladímir Putin, ya que, pese a sus ex abruptos, se pliega a la línea del Kremlin a la hora de la verdad. Zhirinovski ha sobrevivido en el Parlamento desde 1993, cuando consiguió el 23% de los votos.

Si Zhirinovski ha incluido a Lugovói en su lista es porque lo considera útil para su supervivencia. Si Lugovói, por su parte, quiere un escaño de diputado, es porque le daría inmunidad y legitimidad. Además, "podría trabajar en los comités de Defensa y Seguridad o de Política Económica", afirmó ayer su protector. "Nuestros diputados no tienen una experiencia tan valiosa. Un hombre que conoce bien el país, el ejército y los negocios modernos", dijo Zhirinovski.

Ayer, en la localidad de veraneo Sochi, en la costa del mar Negro el nuevo jefe de Gobierno, Víctor Zubkov, presentó al presidente la composición del nuevo gabinete, que no fue divulgada. El primer ministro anunció además que su yerno, el ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, en el cargo desde hace unos meses, ha presentado su dimisión de común acuerdo entre ambos, debido a "los estrechos lazos familiares".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de septiembre de 2007