LA REACCIÓN DE LA JUNTA

Confianza y normalidad

El Gobierno andaluz destacó que Educación para la Ciudadanía comenzará a impartirse con normalidad el próximo lunes, cuando empiece el curso escolar. El viceconsejero de Educación de la Junta, Sebastián Cano, dijo ayer que el auto del TSJA "sólo significa que va a continuar la tramitación, sin entrar en el fondo del asunto". "Estamos seguros de que el alto tribunal, cuando entre en el fondo, nos dará la razón en el sentido de que nuestra normativa en ningún modo vulnera los derechos fundamentales del alumnado y de las familias", afirmó.

"Lo verdaderamente importante", agregó, "es que el TSJA no decretó la suspensión cautelar de los decretos educativos de la Junta, lo que sí que habría causado un daño importante al sistema educativo, pues hubiera impedido el desarrollo normal de todo el curso escolar".

Más información

Además, manifestó que en el curso que empieza el lunes, todos los alumnos que deben cursar Educación para la Ciudadanía "van a tener la asignatura, que de ninguna manera se va a dejar de dar". No quiso adelantar si la Junta tiene algún proyecto alternativo para el caso de que el TSJA de la razón a los padres y afirmó que "cuando se pronuncie el tribunal, ya veremos".

En el proceso judicial, la Junta presentó dos escritos a cada recurso. El primero pidió la inadmisión por inadecuación de procedimiento, puesto que los decretos de la Consejería de Educación contra los que van dirigidos las demandas lo único que hacen es fijar el curso en el que se va a impartir este año la asignatura, como obliga la Ley Orgánica de Educación (LOE), sin entrar en los contenidos.

Y un segundo, de oposición a la suspensión cautelar, con el argumento de que no se acreditan los perjuicios que se producirían ni la prueba del supuesto daño, que fue atendió por el alto tribunal para no ordenar la paralización de la asignatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de septiembre de 2007.