_
_
_
_
Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Franz Antel, director de cine

Prolífico y versátil, realizó desde cine erótico al filme antifascista de referencia 'Der Bockerer'

La carrera del prolífico Franz Antel, en forma de aluvión de películas, abarca más de cinco décadas de cine, y se mueve entre desconcertantes bandazos que van desde las comedias aristocráticas hasta el cine comprometido, pasando por filmes eróticos de baja estofa.

Franz Antel nació en Viena, el 28 de junio de 1913; su vocación fue temprana y estudió desde 1931 en la academia de cine de Viena. Destacaría como productor en los años de entreguerras, hasta que en la II Guerra Mundial fuese enviado al frente y tomado prisionero por el Ejército soviético en Berlín. En 1945, tras nacionalizarse alemán, volvería a su Viena natal y comenzaría su labor como guionista y director de sus propias películas.

A un ritmo que haría las delicias de cualquier estajanovista, Antel elaboró filme tras filme: en los años cincuenta (en que mantiene una asombrosa media de cuatro películas anuales) y parte de los sesenta se especializa en comedias románticas y musicales, y también en las K. U. K., un género eminentemente austriaco que hace referencia a filmes desarrollados en el seno de la aristocracia austrohúngara. De todas ellas, sólo Pasión sobre hielo (1964) y Felicidad sobre el hielo (1967) llegaron a ser estrenadas en España.

Hacia el final de los sesenta, Antel cambió sus intereses para dedicarse a películas eróticas envueltas en el soft core y el porno blando; todas ellas las firmaría con el seudónimo de François Legrand; en España pudieron verse dos de ellas, Los pecados de la casta Susana (1969) y De profesión: bígamo (1969).

En los años setenta, la carrera de Antel se desliza por terrenos mediocres y convencionales, a pesar de que llegase a dirigir a actores como Tony Curtis y Marisa Berenson en la coproducción entre Francia Austria e Italia, Casanova & Co. (1977).

El año 1981 sería decisivo en la carrera de Antel: se hizo cargo de la adaptación de una obra teatral de Ulrich Becher y Peter Preses, Der Bockerer, el retrato de una familia que abarca desde 1938 hasta años después del fin de la guerra. Su protagonista, Karl Bockerer, es un carnicero vienés que, de un modo un tanto inconsciente, se opone con firmeza a los nazis, y ve cómo su hijo se enrola en las SS. Pronto se convertiría casi en una obra de culto gracias a la participación en el elenco de los más populares actores del cine austriaco y a su evidente mensaje antifascista.

El monumental éxito supuso que Der Bockerer conociese tres secuelas, también filmadas por Antel, en 1996, 2000 y 2003 (esta última con la insólita edad de 90 años).

Franz Antel.
Franz Antel.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_