299 municipios corren el riesgo de sufrir inundaciones en otoño

El 10% de los valencianos podrían verse afectados por las lluvias

Hasta 299 municipios, el 10% de la población de la Comunidad Valenciana, sufre el riesgo de padecer inundaciones durante el próximo otoño. De esta cifra total, 47 localidades registran un peligro elevado y 88 medio. Estas 135 localidades deberán elaborar o actualizar sus planes municipales, según anunció ayer el consejero de Gobernación, Serafín Castellano, quien dio a conocer la Campaña de Prevención de Inundaciones.

Castellano recuerda que la UME estará bajo el mando único de Presidencia del Consell

Las dos Riberas, L'Horta, La Vega Baja y el Vinalopó concentran el mayor número de municipios con barrios que tienen un alto riesgo de ser inundados. Por provincias, Valencia registra 27: Canet d'En Berenguer, Sagunt, Alboraia, Almàssera, Bonrepòs i Mirambell, Tavernes Blanques, Alaquàs, Aldaia, Massanassa, Algemesí, Alzira, Benimuslem, Carcaixent, Cárcer, Carlet, Cotes, Albalat de la Ribera, Cullera, Fortaleny, Polinyà de Xúquer, Riola, Sollana, Sueca, Gandia, Xeraco, Ontinyent y algunos barrios de la ciudad de Valencia.

En Alicante, 15 municipios deben mantener la alerta alta: Elche, Almoradí, Benejúzar, Callosa de Segura, Catral, Daya Nueva, Daya Vieja, Dolores, Formentera del Segura, Orihuela, Rafal, Elda, Alicante, Dénia y L'Alfàs del Pi.

Castellón es la provincia con menor población en riesgo, que si sitúa en cinco poblaciones: Benicarló, Peñíscola, Caudiel, Benicàssim y la ciudad de Castellón.

El consejero Serafín Castellano anunció que a partir del año que viene se concederán ayudas a los municipios, especialmente a los más pequeños, para que elaboren los planes territoriales frente a las emergencias. De momento, su consejería ha remitido a todos los municipios de la Comunidad Valenciana una guía para que elaboren estos planes, aunque no quiso concretar los ayuntamientos que carecen de los mismos escudándose en que "la normativa es cambiante y, por tanto, su actualización tiene que ser constante".

El Plan de Inundaciones incorpora un léxico meteorológico, consejos a la población en ocho idiomas y el plan Meteoalerta del Instituto Nacional de Meteorología. El consejero se comprometió a recurrir a la Unidad Militar de Emergencias (UME) en caso de inundaciones o de incendios "siempre que sea necesario", pero precisó que estaría bajo el mando único de Presidencia de la Generalitat.

Serafín Castellano también destacó que las negociaciones con el Ministerio del Interior para el aumento de los agentes de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "van por buen camino". El consejero recordó que en el mes de septiembre se creará la primera comisión mixta entre el Estado y una comunidad autónoma para "tratar directamente las necesidades" y elaborar "una radiografía exacta" de la Comunidad Valenciana. Un paso que valoró como "muy importante" porque "las cosas están encauzadas de una manera positiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50