Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanz pide a Rajoy que los diputados de UPN formen grupo propio en el Congreso

El PP estudiará la propuesta, que el PSOE interpreta como un gesto a los socialistas

El presidente electo de Navarra, Miguel Sanz, que hoy jurará su cargo por cuarta vez, ha transmitido al líder del PP, Mariano Rajoy, su interés en que Unión del Pueblo Navarro (UPN) tenga un grupo propio separado del PP en el Congreso tras las próximas elecciones generales. La dirección de los populares no se cierra en banda a la propuesta de los regionalistas. Su secretario de Economía y Empleo, Miguel Arias Cañete, afirmó que la cúpula del partido dialogará con UPN sobre la propuesta. Mariano Rajoy asistirá hoy en Pamplona a la toma de posesión de Sanz.

Antes de intentar un pacto con Nafarroa Bai e IU para formar Gobierno, posibilidad que luego se truncó por la negativa al pacto de la ejecutiva federal del PSOE, los socialistas navarros contaban entre sus objetivos el abrir brecha entre UPN y PP. El pasado lunes, el secretario general de los socialistas navarros, Carlos Chivite, pidió a Miguel Sanz públicamente que lo dicho en su discurso de investidura debía "corresponderse con los hechos".

La respuesta del presidente se supo ayer. Sanz asegura en una entrevista a Diario de Navarra que se ha dirigido a Rajoy "para configurar, si es posible, un grupo propio de UPN". El líder de UPN, sin embargo, no interpreta esa posición como una concesión a los socialistas, a los que necesita para sacar adelante sus iniciativas en la legislatura: "La voz de Navarra en el Congreso no puede estar exclusivamente en la representante de Nafarroa Bai (Uxue Barkos), ya que no tiene la representación mayoritaria en el Parlamento". "Hablamos de un diputado de NaBai frente a cuatro que sumamos UPN y PSN. Lo mismo en el Senado. Nosotros tenemos tres senadores", añadió, basándose en el binomio "nacionalistas contra constitucionalistas" en el que interpreta el resultado electoral.

Los socialistas, que a pesar de haber permitido con su abstención la investidura de Sanz se han comprometido a hacer oposición, han reprochado reiteradamente al presidente electo ese discurso. Para el PSN, los navarros han elegido entre y derecha, y la izquierda cuenta con más apoyos en la Cámara, por lo que exige respeto a Nafarroa Bai.

La dirección del PP eludió ayer rechazar rotundamente la propuesta del presidente navarro. Su secretario de Economía y Empleo, Miguel Arias Cañete, aseguró ayer que el partido dialogará con UPN sobre la escisión de los diputados navarros de su grupo parlamentario. "En el marco que tenemos con ellos, dialogaremos y llegaremos a un entendimiento siempre", afirmó. "Las relaciones del PP con UPN siempre han sido estrechas, cordiales, presididas por la armonía y la eficacia en la acción política", añadió.

La secretaria de Política Autonómica del PSOE, Carmen Hermosín, interpretó la petición de Sanz como un gesto hacia los socialistas debido a la nueva situación, aunque recordó que el Reglamento del Congreso impide a los dos diputados de UPN, Jaime Ignacio del Burgo y Carlos Salvador, formar grupo parlamentario propio, ya que no suman el número de parlamentarios necesario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de agosto de 2007