_
_
_
_
Reportaje:

Vitoria se queda sin vuelos baratos

Ryanair rompe el contrato que firmó con Alava para viajar a Londres y Dublín a cambio de un millon de euros - La Diputación exige explicaciones a la aerolínea

Pedro Gorospe

El romance de Vitoria con los vuelos de bajo coste acabará previsiblemente el próximo 25 de octubre. La aerolínea irlandesa Ryanair anunció ayer que suspenderá desde esa fecha las conexiones de Foronda con el aeródromo londinense de Stansted, que echó a andar el 17 de febrero de 2006, y con Dublín, abierta el pasado 24 de enero. La compañía alega falta de ocupación y de ingresos, pese a que sólo empezó a operar en Foronda tras firmar un convenio con la Diputación alavesa, entonces regida por el PP, por el que cobraría un millón de euros. La institución foral, ahora en manos del PNV, se ha gastado hasta el momento 643.512 euros. Ahora exigirá explicaciones a Ryanair.

La compañía ha transportado desde que comenzó a operar en Foronda en 2006 a 131.000 pasajeros

La responsable de mercadotecnia de Ryanair para España, Caitriona Beggan, explicó ayer a EL PAÍS que "aunque la ocupación [de los vuelos a y desde Foronda] no estaba muy por debajo de la media de los aviones del resto de la compañía, los ingresos no eran suficientes para mantenerlas". En consecuencia, el aeródromo de Vitoria dejará de ser una base de la compañía irlandesa. Fuentes aeroportuarias confirmaron ayer que la firma de vuelos baratos ya ha comunicado su intención de cesar sus actividades en Foronda, tanto de viajes como de handling (servicios para las aeronaves).

Beggan contextualizó la decisión en la reordenación del mapa de operaciones de Ryanair en España, que este año va a dar prioridad a los vuelos desde Valencia y Alicante, con once nuevos servicios en cada caso. Ni la Generalitat valenciana ni las diputaciones de ambas provincias han pagado un euro para que la línea irlandesa opere en sus aeródromos, informa Rosa Biot. Es más el presidente de Ryanair, Michael O'Leary, anunció el pasado día 9 durante la presentación de los nuevos vuelos que su compañía invertirá 202,75 millones de euros en la compra de cuatro nuevas aeronaves para cubrir esas líneas.

La de Vitoria y Ryanair ha sido una corta historia de apenas 18 meses durante los cuales unos 131.000 viajeros han volado entre Vitoria y Londres o Dublín. "Es una pena este final" reconoció ayer Beggan, la ejecutiva de la compañía que firmó el convenio en diciembre de 2005 con el entonces diputado de Promoción Económica, Carlos Samaniego.

En función de este convenio, la Diputación se comprometía a pagar 1.050.000 euros a Ryanair a través de la Cámara de Comercio de Álava, en pagos mensuales. Fuentes de la compañía indicaron que los contratos con sus clientes son reservados, pero la Diputación precisó que hasta el momento se han librado a la aerolínea un total de 643.512,73 euros por las dos conexiones que había puesto en marcha.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"La compañía no nos ha notificado ninguna variación o noticia. No entendemos cómo hemos llegado a la actual situación después de los últimos balances triunfalistas, teniendo en cuenta que esta operación se ha financiado con fondos públicos cuantiosos", se quejó la nueva diputada de Promoción Económica, la peneuvista Arantza Zenarruzabeitia. "La empresa no se ha puesto en contacto con nosotros. Esperamos su explicación y con arreglo al convenio firmado la Diputación asumirá las acciones que estime oportunas", concluyó, según un comunicado que difundió la institución foral.

El enfado del nuevo Gobierno provincial era más que evidente, sobre todo por la forma en que se ha enterado de la decisión. "No parece muy lógico que cesen la actividad sin decir nada a quien financia parte de esas operaciones", explicaron fuentes forales. Sin embargo, el convenio no se halla lo suficientemente blindado como para impedir su ruptura unilateral, explican otras fuentes conocedoras del texto legal, "sobre todo si existen razones económicas que lo avalen".

Hace ahora un año, la propia Caitriona Beggan, anunció la apertura de los vuelos a la capital irlandesa con una promoción de billetes a un céntimo de euro más las tasas. El cálculo que hicieron los dirigentes de la compañía pasaba por lograr 60.000 pasajeros por línea y año. En el caso de Londres estaban en la senda de conseguirlo, con 110.000 pasajeros en estos 18 meses, pero con Dublín apenas habían logrado 21.000 en un semestre.

Fuentes de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Álava se mostraban ayer contrariadas por el anuncio de la compañía, precisamente cuando se empezaba a notar "un flujo constante de turistas extranjeros en Vitoria y los hosteleros estaban empezando a ampliar sus servicios. Es un varapalo y un paso atrás", indicaron.

Los cálculos que presentaron en su día tanto la aerolínea como la Diputación para justificar el gasto de un millón de euros señalaban que cada turista iba a gastarse unos 90 euros diarios en su destino. Ryanair añadía que por cada 1.000 pasajeros se crea un puesto de trabajo indirecto en la economía local, en el sector servicios.

Gracias a Ryanair, Foronda se convirtió en 2006 en el aeropuerto de España que más creció porcentualmente en número de pasajeros con respecto al ejercicio anterior: un 89,5%.

La Oficina de Turismo de Vitoria confirmó ayer que ha recibido casi 60.000 consultas en los primeros siete meses del año, un 5% más que en 2006 y la cifra más elevada de los últimos siete años.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Pedro Gorospe
Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_