Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los creyentes dejaron a san Cayetano sin una flor

"Ni que el santo fuera tuyo", grita un hombre enfadado a otro ante la imposibilidad de coger, como manda la tradición, una flor de san Cayetano, que ayer fue sacado en procesión por la calle de Embajadores, la de Ribera de Curtidores y la plaza de Cascorro. Como cada año, los asistentes no permitieron la llegada del santo a su iglesia antes de desflorarlo completamente.

Una muchedumbre lo interceptó en la esquina de Embajadores y Cascorro. Hasta las flores que caían sobre los árboles fueron recogidas. "Trepé al árbol porque el clavel trae buena suerte", dijo Daniel Gutiérrez, un pequeño de nueve años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 2007