Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Alerta extrema por incendios debido a la ola de calor

Canarias se salvará esta vez. La ola de calor que este fin de semana barrerá toda la Península y Baleares no afectará previsiblemente al Archipiélago, con todos los beneficios que ello conllevará en la lucha contra los incendios de Tenerife y Gran Canaria, que ayer seguían controlados pero con focos activos. Protección Civil ha declarado el sur zona de "riesgo importante" ante la perspectiva de que el calor afecte a la población. Pero el gran motivo de preocupación es que el fuego encuentre en el viento africano un aliado, sobre todo en Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía y Murcia, en alerta extrema por riesgo de incendios.

Las temperaturas continuarán altas hasta el lunes, luego sufrirán un descenso brusco que podría producir fuertes tormentas en el norte del país. Emergencias insiste especialmente en que se eviten durante el fin de semana hogueras y quemas de rastrojos en el monte o en terrenos próximos a zonas forestales.

Medio Ambiente anuncia para hoy y mañana una fuerte subida de temperaturas en la Península, pero esta vez no afectará a Canarias

El Consejo de Ministros aprueba ayudas "sin límite presupuestario" para asistir a los damnificados por el fuego en las islas

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, se mostró aliviada de que las previsiones del Instituto Nacional de Meteorología sitúen Canarias "bajo la influencia de los vientos alisios" que "favorecerán la extinción de los incendios". Narbona compareció acompañada por su colega de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para hacer pública la aprobación del decreto ley que establece las compensaciones que el Estado destinará a los cerca de 12.000 damnificados por los incendios de la última semana en Canarias, único asunto abordado en la reunión extraordinaria del Consejo celebrada ayer.

La ministra apuntó que el fuego calcinó 11.000 hectáreas -8.000 en Gran Canaria y 3.000 en Tenerife- y no 30.000 como se estimó inicialmente. El cómputo total de daños aún no se ha calculado, por lo que el Gobierno prefirió no fijar una cantidad exacta en ayudas. Rubalcaba, suscribió las palabras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que adelantó el pasado miércoles en Gran Canaria que el decreto no comprendería un límite presupuestario porque los afectados por el fuego deben recuperar "todo aquello que hayan perdido".

Similar al de Galicia

El decreto es similar al que el Gobierno aprobó cuando el fuego devoró 94.000 hectáreas en Galicia el año pasado. Las ayudas se organizarán en dos categorías. La primera comprende exenciones fiscales que afectan a impuestos - IVA, IRPF, matriculación y bienes inmuebles- o a las cotizaciones a la Seguridad Social. La segunda establece subvenciones directas a instituciones y particulares para la recuperación de viviendas, infraestructuras y terrenos agrícolas. En este apartado se incluyen medidas de emergencia para asistir a los ciudadanos que han perdido su domicilio y que necesiten ayuda para alquileres temporales.

Rubalcaba ha asegurado que todas las ayudas se harán efectivas "en tres meses" y que serán compatibles con las que concedan los cabildos insulares y el Gobierno canario. El decreto también establece la creación en Tenerife de una sede de la Unidad Militar de Emergencia (UME), destinada a la lucha contra catástrofes naturales y que, según Interior, ha resultado imprescindible en Canarias.

Narbona y Rubalcaba destacaron el buen entendimiento con el Gobierno canario en las labores de extinción y desmintieron que se haya producido una cierta descoordinación. Rubalcaba aseguró que, dada la acumulación de condiciones meteorológicas adversas (viento, humedad y temperatura) y la dificultad de luchar contra el fuego en pendientes pronunciadas como las de los montes canarios, el incendio "se apagó rápidamente".

Caballo de Troya

Narbona cuestionó la propuesta del líder del PP, Mariano Rajoy, de crear un Centro Nacional de Gestión de Crisis. La ministra insistió en que la coordinación ya es buena y desconfió de que el proyecto del PP no resulte un caballo de Troya en persecución de otra serie de objetivos políticos: "Si se trata de una forma encubierta de cuestionar las competencias de las comunidades autónomas, estaría bien que el señor Rajoy explicara cuál es exactamente su propuesta".

Además, destacó que estaría "encantada" de suscribir el pacto de Estado contra el fuego propuesto por el PP, una iniciativa que afirmó que el PSOE ya había planteado en el Congreso en 2005, cuando el Gobierno llegó a un acuerdo con las autonomías sobre los ejes de combate contra el fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de agosto de 2007