Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Éxito del primer trasplante de ovarios entre no gemelas

Teresa Alvaro, una mujer belga a la que no le funcionaban los ovarios a consecuencia de un tratamiento de radioterapia y quimioterapia, ha recibido tejido de ovarios de su hermana Sandra y el trasplante ha tenido éxito. Este primer caso de trasplante de tejido ovárico entre hermanas no gemelas se presenta como una esperanza para aquellas mujeres en el mismo caso que no pudieron congelar sus propios óvulos o tejido ovárico antes de recibir tratamiento y que no sean candidatas a tratamientos de fertilización in vitro, ha señalado Jacques Donnez, director del equipo médico que realizó el trasplante en febrero del año pasado.

Sin embargo, es un caso muy poco común, ya que la operación se pudo hacer porque Teresa había recibido antes, en 1990, cuando tenía 20 años, un trasplante de médula de su hermana Sandra, de 17 años, para curarse de betatalasemia, una enfermedad de la sangre. Desde entonces albergaba células de su hermana, lo que hizo que no rechazara el trasplante del tejido ovárico.

La paciente tiene restablecida la función ovárica, menstrua e incluso sus óvulos han sido fertilizados in vitro, aunque sin éxito de momento, comunican los médicos en la revista Human Reproduction.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de agosto de 2007