Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El rearme de Oriente Próximo

Alemania encabeza las exportaciones de la UE y España gana peso en el sector

En las informaciones sobre el conflicto de Líbano hace un año era común la imagen de milicianos armados con fusiles de Heckler & Koch enfrentándose al Ejército israelí, cuyos tanques Mérkava cuentan con sistemas de artillería y motores alemanes. Alemania es la principal potencia de toda la Unión Europea en exportación de armas. Según el prestigioso centro sueco Sipri, Alemania fue en 2006 el tercer país exportador de armas del mundo, sólo por detrás de EE UU y Rusia. Las ventas ascendieron a 2.850 millones de euros.

En su último informe anual de exportaciones de armas, referido a 2005, el Ministerio de Economía alemán muestra las conexiones alemanas con Oriente Próximo. Según el texto, Kuwait compró en 2005 armas alemanas por valor de 136 millones de euros y el Gobierno autorizó la venta a Emiratos Árabes Unidos de vehículos acorazados, camiones y otros sistemas por 316 millones de euros, informa Juan Gómez. En cambio, en el informe de Sipri correspondiente a 2006 se sitúa, por este orden, a Grecia, Suráfrica e Italia como principales clientes de la compra de armas alemanas.

Ascenso de Holanda

Otros tres países de la UE siguen a Alemania en la lista de exportadores de armas en 2006 difundido por Sipri. Francia vendió material por valor de 1.140 millones de euros; Holanda, por 1.100, y Reino Unido, por 778.

De las potencias europeas en el sector, Alemania y Holanda han incrementado sustancialmente sus exportaciones en los últimos seis años. En el primer caso han aumentado el 138% entre 2000 y 2006 y en Holanda, nada menos que el 470%. En Francia, el incremento en este periodo fue del 50% y en Reino Unido incluso hubo un ligero descenso.

Aunque todos estos países tienen ventas en Oriente Próximo, sus principales clientes están en otras zonas, con la excepción de Francia, cuyo mayor comprador son los Emiratos Árabes Unidos, seguido de Corea del Sur. Paradójicamente, el mejor cliente de Holanda es Alemania, seguido de Chile. Reino Unido vende sobre todo a Malaisia y Suráfrica.

España ha entrado con fuerza en el negocio de la venta de armas. En el anuario de Sipri de 2000 constan unas ventas de apenas 33 millones de euros. Pero en el de 2006 ascienden a 587, con un crecimiento del 1.678%, con lo que escala hasta el octavo lugar de la clasificación mundial. Si se suma el material de doble uso (civil y militar), las exportaciones de 2006 alcanzaron los 845 millones de euros, según datos oficiales. Los principales clientes fueron Noruega y Chile.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de agosto de 2007