Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección del PSOE veta la decisión de los socialistas navarros de pactar con NaBai

Hoy, cara a cara, la cúpula dirigente del PSOE desautorizará a la dirección del Partido Socialista de Navarra (PSN-PSOE) por haber decidido la noche del miércoles formar Gobierno con la coalición nacionalista Nafarroa Bai (NaBai). Los socialistas navarros tomaron esta decisión a sabiendas de que tenían que pedir la correspondiente autorización a la ejecutiva federal, que no la asume. La desautorización del PSOE no tiene precedentes, como tampoco la tiene que ninguna otra federación hubiera ofrecido como hecho consumado a la ejecutiva federal una fórmula de alianza concreta y además contraria a la opinión de la dirección.

La ejecutiva reconoce que UPN puede poner condiciones imposibles a los socialistas para forzar nuevas elecciones

Zapatero pide "respeto" para las razones que hoy exponga el PSN, aunque precisa que Blanco tendrá la última palabra

La desautorización carece de precedentes, ya que ninguna federación ha planteado hasta ahora alianzas en contra de Ferraz

La dirección del PSN, encabezada por el secretario general, Carlos Chivite, y el candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra, Fernando Puras, fueron convocados ayer por la mañana a una reunión para hoy en la sede de la calle de Ferraz de Madrid, para que expliquen a qué se debe esta actitud, que en Ferraz consideran un "órdago".

Antes de recibirlos, la comisión permanente, convocada de urgencia, se reunirá a solas. Casi todos los miembros de este órgano de dirección, llamados por el secretario de Organización, José Blanco, ya se han manifestado en contra, aunque discretamente, del acuerdo con NaBai. Lo han hecho Álvaro Cuesta, responsable municipal; Carmen Hermosín, de política autonómica, y Soraya Rodríguez, de medioambiente y desarrollo rural, siempre con respeto y aprecio a Puras y Chivite, a quienes reconocen estar en una posición muy difícil.

Hoy les escucharán, y como ha señalado la responsable de relaciones internacionales, Elena Valenciano, "en absoluto se contemplan sanciones a los dirigentes navarros", tras una pregunta concreta en este sentido de Europa Press. Pero no es posible prever qué ocurrirá a partir de hoy cuando los dirigentes del PSN comuniquen a los órganos del partido en Navarra que Madrid desbarata su acuerdo. Aunque la dirección federal hará lo posible para taponar una crisis interna del PSN, sus dirigentes estiman que eso quizá es inevitable.

Convencer a la ejecutiva

Los socialistas navarros acuden Madrid con el ánimo de convencer a la dirección federal de que las bases de acuerdo con los nacionalistas y con Izquierda Unida son perfectamente asumibles. Pero el PSOE no se fía y esta posición es invariable casi desde el primer momento. En Madrid se pretende que el PSN facilite el Gobierno a Unión del Pueblo Navarro (UPN), marca electoral del PP en Navarra, simplemente absteniéndose en la eventual investidura del actual presidente en funciones, Miguel Sanz.

Pero UPN pone las cosas difíciles al exigir de los socialistas un acuerdo por escrito que, en la práctica, supondría dejar de hacer oposición, según interpretación compartida, esta vez sí, por el PSN y el PSOE. Por tanto, la posibilidad de que pueda haber repetición de elecciones también se incluye en el análisis de todos los partidos.

Antes de llegar a este punto, la ejecutiva federal escuchará las explicaciones del PSN. Éstas no son otras que el deseo prácticamente unánime del socialismo navarro de formar un Gobierno con los nacionalistas. Aunque no se hace explícito el porqué, la ejecutiva federal lo rechaza: de forma oficiosa se reconoce que un pacto con los nacionalistas navarros traería consecuencias electorales negativas para el PSOE en el resto de España, a siete meses de las generales.

El hecho también de que ETA haya puesto sobre la mesa de negociación en el frustrado proceso de paz la identidad de Navarra, aunque fue radicalmente rechazado por los socialistas, también forma parte del contexto que dificulta el acuerdo, según reconocen oficiosamente en la ejecutiva federal. Carmen Hermosín, responsable autonómica, se aproximó en declaraciones a este periódico al sentir de numerosas federaciones del PSOE. "Escucharemos a los compañeros, pero quizá es mejor hacer una oposición fuerte y útil que formar un Gobierno difícil de explicar". Hermosín también recordó un asunto no baladí. "Los pactos no se deciden en un comité regional, sino en el comité federal".

En efecto, en la noche del miércoles, cuando por sorpresa el PSN anunció su decisión de acordar con los nacionalistas, el estupor embargó a parte de la dirección federal. Algún reproche en este sentido seguro que hoy recibirán Chivite y Puras, aunque en Madrid, porque no debían haber llegado tan lejos. Para los usos y costumbres del PSOE resultó sorprendente recibir comunicados de decisiones "por unanimidad", de órganos a los que no corresponde decidir sobre con quién se gobierna.

Pero Puras y Chivite también replicarán que desde Madrid no han sabido interpretar por dónde iba la corriente mayoritaria de opinión del partido y de los votantes socialistas. A su juicio, según interlocutores del PSN, el clamor interno y de la calle, siempre en el ámbito de la izquierda, es a favor de un Gobierno con NaBai.

Éstas y otras razones serán explicadas hoy por los socialistas navarros, que todavía confían en "la sensibilidad" de la ejecutiva federal y de su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero. Éste no estará en la reunión "por razones de agenda", según señaló ayer en Barcelona ya que tiene que presidir el Consejo de Ministros. Zapatero dejó en manos de la ejecutiva, aunque citó singularmente "al secretario de Organización, José Blanco", para que tome la decisión. "He escuchado en más de una ocasión al PSN hablar de las discrepancias con Nafarroa Bai y también con UPN para formar Gobierno". Zapatero pidió "respeto" para los socialistas navarros, que deberán "explicar sus razones para tomar esta posición". Ahora bien, remachó que "la decisión la tomará la ejecutiva federal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de agosto de 2007