Francia y España se conjuran tras el último golpe policial para acabar con ETA

El primer ministro francés, François Fillon, y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, compartieron ayer en el palacio de la Moncloa las mieles de los éxitos policiales en suelo francés y, tras los golpes policiales que han debilitado a la banda, se conjuraron para acabar con el terrorismo etarra. El último, que desactivó su aparato logístico, se ha saldado además con el hallazgo de documentación relevante en el piso que ocupaban los terroristas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50