Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'caso Litvinenko' enturbia las negociaciones de la UE con Rusia

Reino Unido presiona para que Moscú colabore en la investigación

El caso del ex agente de seguridad ruso Alexander Litvinenko, asesinado con polonio radiactivo 210 en Londres el pasado mes de noviembre, puede convertirse en un lastre adicional en la negociación del nuevo Acuerdo de Asociación y Cooperación (AAC) entre la UE y Rusia, el documento estratégico destinado a desarrollar y modernizar el marco de las relaciones entre las dos entidades. El mandato a la Comisión Europea para negociar un nuevo AAC, que acaba el próximo 1 de diciembre, permanece bloqueado por Polonia debido al contencioso sobre las exportaciones de carne de este país a Rusia.

En una reunión de embajadores de la UE celebrada el viernes en Moscú, el representante británico, Tony Brenton, informó de que su país quiere establecer un vínculo que haga depender el contenido del futuro AAC en los ámbitos de Justicia y Seguridad de la cooperación rusa en la investigación del asesinato de Litvinenko, según fuentes diplomáticas europeas.

La reunión extraordinaria fue convocada por la Embajada de Portugal, que ejerce la presidencia de turno, a instancias de la legación británica. Un portavoz de esta representación en Moscú declinó ayer informar sobre los asuntos tratados, pero otras fuentes europeas admitieron que Reino Unido vincula la negociación de algunos aspectos del AAC a la respuesta rusa en el caso Litvinenko.

Las fuentes señalaron que Londres no tiene un planteamiento tan radical como el de Varsovia y que no se propone bloquear el mandato de la negociación, pero piensa tener en cuenta los progresos que se hagan en el asunto para configurar la parte dedicada a Justicia y Seguridad en el nuevo tratado; es decir, para determinar la mayor o menor sustancia a incorporar en este ámbito. Londres ha exigido a Rusia que extradite a Andréi Lugovói, otro ex espía considerado sospechoso de la muerte de Litvinenko por la fiscalía británica. La negativa rusa provocó la expulsión de cuatro diplomáticos rusos de Londres. Rusia contestó con la de cuatro británicos de Moscú.

El asunto Litvinenko está entre los temas que se tratarán en el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores de la UE, que comenzará hoy en Bruselas. Si se acepta vincular el caso al AAC, supondría que se ha elevado a la categoría de tema comunitario, con consecuencias prácticas por definir. Medios diplomáticos interpretan la actitud de Londres como una reacción a la negativa rusa de seguir cooperando con Reino Unido en la lucha antiterrorista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de julio de 2007