Los problemas de la alta velocidad

"No podemos dormir desde hace cuatro meses"

Prácticamente, todos los vecinos que residen cerca de las vías se quejaron ayer de las graves molestias que comportan las obras del AVE. "No podemos dormir desde hace cuatro meses", explicó Rosalía López, de número 21 de la calle de Ronda de la Via. "El agua acumulada provoca charcos y allí nacen mosquitos", añadió.

Muchas personas explicaron que, además del ruido de las máquinas, lo que más molesta por la noche son los gritos de los trabajadores.

"Que trabajen y no hablen ni griten tanto, porque no podemos dormir", dijo otra mujer. Gemma García explicó que ha llamado varias veces a los Mossos d'Esquadra a horas intempestivas. "Hacen la ronda, obligan a parar las máquinas, pero, cuando se van, los obreros vuelven a encenderlas", aseguró. Las copas de la vitrina de su sala de estar "se han roto por el contacto entre ellas debido a las vibraciones", se lamentó. "Yo también llamé a los Mossos a las cuatro de la madrugada, pero no me oían por el teléfono por culpa de los ruidos de las obras", añadió Carlos Rodríguez. El polvo que cubre permanentemente la zona fue otro aspecto criticado por los vecinos.

Un portavoz de Adif dijo a los medios de comunicación desplazados al lugar que "de noche no se trabaja en las obras del AVE". Tal afirmación provocó la ira de los vecinos, que salieron enfadados al paso para desmentir tal información. El portavoz tuvo que rectificar a los pocos minutos: "Se trabaja sólo en las zonas donde, si se hiciera de día, se debería paralizar el servicio de Cercanías", matizó. "Pero estamos en contacto con los vecinos para recoger cualquier queja", añadió.

La protesta provocó también alguna crítica de los vecinos. "En vez de parar las obras, que vengan a protestar en las reuniones que hacemos cada jueves con Adif", dijo Manuela. Aunque comentó que estas sesiones "sirven para que nos digan que entienden nuestras quejas y que harán lo que puedan, pero en la práctica no hacen nada".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS