Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

L'Escala implanta duchas de pago en la playa de Riells para reducir el consumo de agua

El Ayuntamiento de L'Escala (Alt Empordà) ha colocado duchas de pago en sus playas para reducir el consumo de agua de la red de abastecimiento municipal. Se trata de una medida "innovadora" que se comenzará a aplicar este verano en la playa de Riells, donde se instalarán cuatro duchas que funcionarán con monedas de 5 o 10 céntimos.

"De momento es una prueba piloto y, si va bien, el año que viene pondremos duchas de pago en el resto de playas", explica Estanis Puig (PSC), nuevo alcalde de la localidad ampurdanesa. Puig añade que también han cortado el suministro de agua en las playas desde las nueve de la noche hasta las nueve de la mañana. "Hay críos que juegan y ponen palos en el botón de la ducha para que salga agua todo el rato", aseguró el edil, que con esta iniciativa pretende "concienciar" sobre el malbaratamiento de un bien tan escaso como el del agua potable o sanitaria.

Por otra parte, los fumadores podrán volver a disfrutar del sol, el mar y de su cigarrillo en las playas Nova y la Miranda, después de que el nuevo equipo municipal haya decidido suprimir la normativa de arenales "libres de humo" decretada el año pasado por el anterior alcalde, el convergente Josep M. Guinart.

Estanis Puig ha revocado la iniciativa de prohibir fumar en dos playas de la localidad costera y que fue pionera en toda España. Puig asegura estar en contra de "imposiciones" y anuncia que, en lugar de prohibir el tabaco, el Ayuntamiento distribuirá ceniceros de cartón y aluminio ecológico para evitar que las colillas y los filtros de los cigarrillos se escampen por la arena de las playas. El edil socialista añade que la medida antitabaco había sido "poco eficaz".

La medida entró en vigor en las playas de L'Escala a mediados de abril del año pasado y se convirtió en una peculiar aportación a la ley antitabaco, vigente desde el 1 de enero de 2006, por parte del Consistorio. Durante este periodo de tiempo, la policía local de la población ampurdanesa ha realizado rondas de control y supervisión del cumplimiento de la ordenanza, aunque sin advertencias ni sanciones a los que la incumplieran, ya que la actual normativa impide sancionar a las personas que fumen al aire libre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de julio de 2007