Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras del AVE en Cádiz descubren una calzada romana que podría ser parte de la Vía Augusta

Los trabajos para que el tren del futuro llegue a Cádiz han permitido descubrir parte de su pasado más importante. En las obras de la línea para el AVE a su paso por la localidad gaditana de Puerto Real, los trabajos arqueológicos exigidos por ley han permitido encontrar parte de una calzada romana. Su situación, muy próxima al complejo industrial alfarero de Puente Melchor, la villa y el mosaico de la misma civilización, hacen pensar a la investigadora responsable de estos primeros análisis que podría tratarse de parte de la Vía Augusta, la que unía la antigua Gades con Roma.

Antes de iniciar cualquier obra es obligación realizar las cautelas arqueológicas, una labor que vigila y supervisa la Consejería de Cultura, aunque su ejecución puede depender de arqueólogos contratados directamente por la empresa constructora. Las excavaciones realizadas en el entorno de los trabajos ferroviarios han sacado a la luz un tramo de calzada de unos 23 metros de longitud y una anchura media de 6,30 metros. Según el expediente enviado a Cultura por la arqueóloga responsable, estos restos presentan un buen estado de conservación, aunque hay "evidentes huellas de arado posterior", lo que los ha dañado en parte.

No es la primera vez que la construcción de una infraestructura permite realizar un importante hallazgo arqueológico en esta misma zona. De hecho, las obras de desdoble de la Nacional IV entre Puerto Real y Tres Caminos sirvieron para encontrar los restos de lo que los arqueólogos señalaron como una gran y lujosa villa romana datada en el siglo II después de Cristo, que podría haber pertenecido a un rico comerciante propietario de alguna de las fábricas de alfarería que había en ese entorno. Estas mismas obras posibilitaron encontrar también el mayor mosaico romano hallado nunca en la provincia de Cádiz. La cercanía de todos estos yacimientos han hecho plantear de que esta calzada romana pueda tratarse de una parte de la Vía Augusta.

Los mismos trabajos arqueológicos han registrado también la aparición de 19 posibles enterramientos que están rodeados por un muro situado al sur de la calzada y otro muro de ánforas, lo que ha hecho pensar que estas paredes delimitaban una necrópolis. Uno de los muros está hecho de piedra ostionera y mide unos 23 metros de longitud. El otro cuenta con 20 metros de largo y está formado por ánforas alineadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de julio de 2007