Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa paga el doble de IAE en Viladecans y Rubí que en Terrassa

El coste en Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que soportan las empresas de la provincia de Barcelona puede llegar a ser hasta el doble en función de dónde esté ubicada. Las ciudades más baratas son Terrassa y Mataró; las más caras, Viladecans (el doble que las anteriores), Rubí y Polinyà. Es el resultado de un sondeo en polígonos industriales de 18 municipios barceloneses realizado por la patronal catalana Cecot.

Las causas que, combinadas o no, determinan este diferencial pueden ser, explica la patronal, unos índices de situación de las calles más elevados o bien una asignación de la categoría más cara en las que se ubican las empresas, como sucede en los casos de Rubí y Polinyà (las más caras tras Viladecans).

Para Cecot, lo mejor sería suprimir el IAE, que desde 2004 (gracias a la Ley de Haciendas Locales, impulsada por el Gobierno del PP y aprobada en las Cortes con carácter de urgencia y sin consenso), sólo pagan las personas físicas o empresas con unos ingresos anuales superiores al millón de euros.

Recuerda la patronal que la figura que grava el simple ejercicio de la actividad económica "no supone en la mayoría de casos ni el 2%" de los presupuestos municipales. Pero como es consciente de que su retirada ha podido "perjudicar" las arcas locales, pide, por los menos, deducciones a las empresas que creen empleo estable y/o que inviertan en el territorio. Una bonificación del 50% de la cuota del impuesto para todas las firmas que aumenten la plantilla un 5% como mínimo sería una buena medida, a ojos de la Cecot.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de julio de 2007