Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fin de semana

Elefante Rubio

La fotografía como herramienta idónea para explorar distintos aspectos del comportamiento humano y, en definitiva, de nuestra civilización se pone de manifiesto en una exposición del Centro Montehermoso de Vitoria durante estas fechas. Se presenta como El Elefante Rubio y son imágenes a través de las cuales se pretenden plasmar distintos conceptos sencillos de expresar con palabras, pero no tanto con una cámara. Este complejo ejercicio lo resuelve con brillantez la colaboración entre Pilar Albajar (Huesca, 1948) y Antonio Altarriba (Zaragoza, 1952).

El conjunto del trabajo que ahora se presenta corresponde a una recopilación y puesta al día de los trabajos que vienen realizando de 1988 hasta 2006. En definitiva, algo así como una antológica a la que acompaña como novedad un vídeo de Gorka Aguado que anima gran parte de las imágenes estáticas elaboradas por los autores.

El recorrido de esta muestra se presenta en distintas salas ambientadas ad hoc para recibir cada uno de los temas. Así llega el sexo con sus diferentes vertientes. El concepto de voyeur se representa con unas gafas de colores flotando en un cielo de nubes que miran a una mujer desnuda y tumbada sobre una roca. La frigidez, por un trozo de hielo dentro del cual se encuentra una florecilla. Las caricias, por unas manos sostenidas por el palo de una escoba, y así sucesivamente se pasa por el incesto, la necrofilia, la violación o la pedofilia. Cuando tratan Los pecados llega el orgullo, representado en un desnudo de hombre con unos zapatos gigantescos de colores llamativos, la venganza o el asesinato. Otros apartados están dedicados a Los errores, La muerte del padre, Las cámaras, Los miedos y Manufacturas, imágenes resueltas en base de combinaciones de manos y figuras de animales; y finalmente, Irrupciones, donde La idea nace del grifo de un lavabo que en lugar de agua ofrece una bombilla encendida; La visita es un salón vacío donde por una puerta entreabierta entre algo parecido a una etérea nube; o El adiós es visto como la máquina de un tren a vapor cuyo humo se transforma en un pañuelo de seda al viento por virtud del fotomontaje.

Es una exposición donde, además del ingenio y la reflexión, subyacen pinceladas surrealistas. Unas veces para provocar la sonrisa, otras para despertar la conciencia ante comportamientos atroces. Siempre desde una depurada elaboración técnica que el visitante nunca podrá separar del contenido.

Pilar Albajar y Antonio Altarriba. El elefante rubio. Centro Cultural Montehermoso. Fray Zacarías Martínez, 2. Vitoria-Gasteiz. Hasta el 2 de septiembre. Horarios. Martes a viernes, de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21. Sábados, de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00. Domingos, de 11.00 a 14.00. Lunes cerrado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de julio de 2007