PSOE y BNG logran un acuerdo sobre urbanismo en Ourense

PSOE y BNG alcanzaron ayer su primer acuerdo de gobierno. El Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), aprobado en 2003 con los votos del PP y recurrido judicialmente por el PSOE, se irá modificando puntualmente para permitir la edificación de vivienda social y la puesta en marcha de proyectos, principalmente en el ámbito turístico y termal. El desarrollo urbanístico de la ciudad, recogido en los programas electorales del nuevo gobierno local, queda garantizado.

Tras 15 días de conflicto, presiones y avisos, las dos posturas diferenciadas de los socios de gobierno sobre el PXOM resultaron ser conciliables. La primera reunión institucional -la junta de gobierno celebrada ayer- se saldó con el consenso. El PSOE no retirará el recurso judicial que en su día planteó a la totalidad del planeamiento de la ciudad -tildado por socialistas y nacionalistas de "altamente especulativo"- pero se compromete a desbloquearlo mediante las modificaciones puntuales necesarias. Entre ellas, las que permitirán al BNG la edificación inmediata de vivienda pública y el desarrollo de otros proyectos urbanísticos que incluyen balnearios y planificación turística.

De esta forma, el gobierno municipal podrá ejecutar obras previstas sin necesidad de redactar un nuevo plan, posibilidad que alarmaba a los nacionalistas, que veían así demorada la intervención en vivienda pública y termalismo comprometida en la ciudad.

El alcalde, Francisco Rodríguez, explicó que se podrán ir haciendo reformas puntuales del planeamiento durante al menos tres años, aunque el alto tribunal gallego acepte el recurso de los socialistas contra el plan del PP y haya, finalmente, que redactar otro.

El teniente de alcalde, y responsable de las áreas de vivienda y reforma del casco histórico, el nacionalista Alexandre Sánchez Vidal, expresó su satisfacción por el acuerdo.

Los constructores orensanos, que se situaron en primera línea del debate político temerosos de que se paralizara el sector, tienen trabajo garantizado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS